Esta reconocida escritora declara que no hace falta estar casado para ser feliz

Hace unos años, podría considerarse el matrimonio como una institución sumamente respetada, donde las parejas se unían con el propósito de pasar el resto de su vida con su "otra mitad" y tener hijos.



  No obstante, hoy en día el matrimonio parece ser un vil contrato, donde las personas se "comprometen" a estar con su pareja por siempre... Pero, como cualquier contrato, puede romperse. 

 Por lo que muchas parejas se casan y en menos de un año están solicitando el divorcio. Entonces, ¿dónde queda todo ese respeto que había hacia la institución? Tal parece que se ha esfumado.

  Hoy queremos compartir un artículo escrito por Brooke Hampton, una escritora, mujer de negocios y madre amorosa de Texas que le dice a sus lectores: ¡No te cases! Sigue leyendo para comprender sus razones, realmente te darán algo en que pensar:


"... No soy un gran fan del matrimonio".


   Creo que el matrimonio toma a talentosos soñadores y a seres creativos que son capaces de hacer un cambio real en el mundo y los coloca dentro de la altamente aceptada institución del matrimonio, donde gastarán la mayor parte del su tiempo, sus emociones, su magia y energía tratando de ser "buenos" ciudadanos.
 
  Sólo para así vivir a la altura de un "matrimonio perfecto", ilusión que se ha colocado con éxito en nuestras cabezas.

  El matrimonio también tiene el potencial de producir la letal sensación de que somos dueños de otra alma porque ellos dicen "Acepto", nos dan un anillo y firman un contrato diciendo que no nos dejarán. ¿Has parado a pensar en lo loco que es todo esto eso?



  Una de las más grandes decepciones de la que podemos ser víctimas, es la mentira de que necesitamos a alguien más en nuestra vida para sentirnos completos. 

  Estamos esperando por un señor o señora que se acerque para así comenzar nuestra vida y ser verdaderamente feliz.

  Yo he estado con el mismo hombre durante 17 años y realmente todavía nos seguimos gustando. Creo que eso tiene mucho que ver con el hecho de que cada uno está solo, hermoso, creando luz, ambos trabajamos para ayudarnos mutuamente a alcanzar nuestros objetivos individuales. 



  Nosotros somos muy diferentes, pero ninguno está luchando para cambiar al otro. Hemos crecido para apreciarnos y respetarnos tal como somos. No necesitamos a otro. Nosotros disfrutamos estar con el otro, pero no nos necesitamos... 

 Hay una gran diferencia. La frase menos romántica en el mundo es "tu me complementas". Literalmente, me hace querer gritar cuando la oigo en las bodas. Yo quiero complementarme a mi misma.

 
Debes aprender a girar sola hasta que estés en perfecta armonía con tu fuente.


  Y seas capaz de crear magia por tu cuenta. Sólo entonces puedes, si quieres, atraer a alguien más con quien girar a tu lado. El resultado son dos hermosas almas que giran separadamente pero en perfecta armonía... ¡Ahí es donde ocurre la magia!



¿Y qué pasa con los hijos?


  No creo que todos estemos destinados a tener hijos ¡y la presión creada por nuestra cultura de tener una familia es RIDÍCULA! Dicho eso, una vez que la decisión de tener hijos sea tomada (por ti), entonces sí.

  Es beneficioso para el bien de tus hijos encontrar a un compañero que esté dispuesto a ayudarte a darles la mejor vida posible.

  Pero eso no significa que los dos deban vivir en la misma casa, no obstante, sí están comprometidos en trabajar juntos (pacíficamente) para asegurarse de que los niños reciban el apoyo que necesitan para convertirse en saludables, seguros y emocionalmente estables miembros de la sociedad.



Sin embargo, si te casas porque quieres... ¡MARAVILLOSO!


  Sólo asegúrate de mantener tus expectativas realistas y de ser abierto y honesto sobre tus sentimientos. No es saludable para nadie estar en una relación a largo plazo donde se sientan atrapados y miserables. 

  Es también por eso que tenemos muchos traumas relacionados con las relaciones en nuestras vidas que no duraron... la de nuestros padres, el primer amor, etc. porque tenemos esa imagen de cuento de hada de hadas de cómo luce el amor y cuando resulta diferente, nos sentimos aplastados.



Otro consejo: No te cases con tu alma gemela.


  Billy es un buen amigo (el mejor, en realidad). Él piensa que soy maravillosa, asombrosa e increíblemente preciosa. Él está en todo y listo para ayudarme y esta unidad es todo lo que puede.
 
   Él es el padre y compañero más increíble que haya conocido. Y estamos perfectos con el otro es muchas formas. Sacamos lo mejor del otro casi siempre. No necesitamos ni nos aferramos unos a los otros y somos capaces de estar solos, aunque prefiriéramos estar juntos.

   Esta relación es fácil. Billy es dulce, paciente, francamente maravillo y lo amo, pero él no es mi alma gemela. Estamos juntos en una unión perfectamente única que tiene un propósito completamente único para sí mismo.



¿Qué es un alma gemela? ¿Existe tal cosa? 


  Cada uno de nosotros responderá estas preguntas de manera diferentes dependiendo de su sistema de creencias. Personalmente, creo que las almas gemelas son personas con la que hemos estado conectados desde el principio de los tiempos. 

  Personas que tejen esta masiva red interconectada que es una colección de nuestras muchas vidas. Las almas que coincidan con la nuestra son las que nos ayudarán a crecer. Nuestra alma gemela o compañero no necesariamente son nuestros amantes. Creo que esto es muy importante que lo entendamos. 

  Como nuestra cultura, parecemos luchar con el entendimiento de las relaciones profundas que no son sexuales o las uniones que no son románticas, pero que tienen un propósito mayor. 


 Cualquier conexión profunda que sientan dos personas no está destinada a ser romántica. Hay toda clase de conexiones en esta vida salvaje.


  Yo creo que las almas gemelas existen y que ellas aparecen en cada vida cuando las necesitan.

  Ellas vienen para empujarte, retarte y despertarte. Honestamente, es probable estés mejor  sin casarte con esa persona, porque entonces te verás atrapado en la creación de un matrimonio perfecto y te olvidarás del por qué sus almas fueron puestas juntas desde el comienzo. 

  Fácilmente olvidarán que sus trabajos son ayudarse mutuamente y simplemente tratarán de no torturarse los unos a los otros en esos extraños papeles de marido y mujer. Porque quien sabe cómo es eso para cada uno de nosotros. Y se sabe que todos hemos experimentado versiones interesantes de esos personajes.


  Es esta idea de que una persona debe conocer todas esas necesidades que nos preparan para la tristeza y la decepción. ¿Y si en vez de eso nos fijamos en lo que nos gustaría en nuestra relación con otra persona para crearlo o alcanzarlo? 
 
  Entonces cree que el universo nos enviará a una pareja perfecta para ese objetivo. Si lo sólo quieres tener buen sexo y viajar por el mundo entonces llamará a una alma completamente diferente a la que se llamaría si lo que quieres es formar una familia. 

  Si no estás seguro, confía en mi esta vez. Saber exactamente lo que quieres es el primer paso para crear la unión más mágica del mundo.



"Eres literalmente mi alma gemela de musical".


Escucha, no soy una experta y ciertamente no lo he averiguado todo. Pero sí sé una cosa por segura: y es que lo que en realidad estamos haciendo es trabajar. ¿Cuántas parejas felices conoces?

   Muy bien, ¿y cuántas conoces que han estado juntos por unos pocos años y tienen hijos? No sólo que estén cómodos, sino verdaderamente felices. Eso hace preguntarte si lo tenemos todo mal.

  Buscamos ese amor loco, salvaje e intenso de nuestra vida para que coincida y permanezca con esa persona a toda cosa hasta que la muerte nos separe. Cuando tal vez, y sólo tal vez, deberíamos estar buscando algo completamente diferente.


Vamos a reescribir la norma.


  Vamos a olvidar la paternidad, el amor, las alianzas, las amistades, las conexiones, las uniones de almas gemelas, la vida y el matrimonio como lo conocemos y crear una idea que funcione y que nos haga sentir bien con nuestra alma sin tener miedo de alterar la norma.

  Porque si nadie te lo ha dicho, lo normal está sobrevalorado.

 

Y tú, ¿qué piensas sobre las palabras de esta escritora?



Fuente: Increíble
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.