"El peronismo golpista ataca de nuevo", artículo histórico

Uno de los mitos políticos más arraigados en Argentina afirma que sólo un presidente de origen peronista puede garantizar la "gobernabilidad".



  Es decir, que solo un gobierno heredero de las políticas de Juan Domingo Perón, el único hombre elegido tres veces para liderar Argentina (en 1946, 1952 y 1973), puede lograr que el país no caiga en el caos.

  Es un grave error de ciertos historiadores narrar la historia a partir de un hito inaugural. Los grandes acontecimientos jamás suceden de un día para el otro. Los procesos históricos suelen ser complejos, intrincados y están hilvanados por intrigas palaciegas y traiciones íntimas.

PERÓN JUNTO A URIBURU, DANDO EL PRIMER GOLPE DE ESTADO EN ARGENTINA

  Las efemérides históricas son convenciones no siempre admitidas de manera unánime para establecer un orden más emotivo que riguroso.

   Sería un grosero error suponer que el peronismo nació aquél 17 de octubre de 1945, cuando las multitudes salieron a la calle a reclamar por la libertad de quien sería su futuro líder.

¿Cuándo nació realmente el peronismo? 


  Las primeras "fotos" que muestran el nacimiento político muestran a Juan Domingo Perón exultante, triunfal, parado en el estribo del auto que conduce al dictador José Félix Uriburu mientras se dirige a tomar el mando que le arrebató al presidente constitucional Hipólito Yirigoyen, derrocado el 6 de septiembre de 1930, una realidad que el peronismo se esfuerza en ocultar: porque se trata de un partido que surge del primer golpe de estado que sufre la Argentina en su historia. 

EVA PERÓN JUNTO AL DICTADOR ESPAÑOL FRANCISCO FRANCO


  El oscuro nacimiento político de Perón coincide con la primera de una serie de traiciones a la Constitución Nacional, tradición de la cual el propio terminaría siendo víctima.

  Años más tarde, Perón formó parte del GOU, el Grupo de Oficiales Unidos, una organización militar secreta, filofascista y conspirativa, fundada el 10 de marzo de 1943. Consecuente con la tradición golpista que había mostrado en 1930, Perón fue el cerebro del golpe de Estado a Ramón Castillo el 4 de junio de 1943.


 Fue aquella la segunda traición de Perón a la Constitución Nacional.


  Perón descubrió que para fortalecerse, antes que el peronismo debía fundar el antiperonismo como estrategia de polarización.


 En esta cadena de traiciones, muy pronto el propio Juan Domingo Perón habría de ser traicionado por sus propios camaradas. Obligado a renunciar y encarcelado, el resto de la historia es conocida.

  El 17 de octubre, una enorme movilización de trabajadores confluyó en Plaza de Mayo para pedir la libertad de Perón. Ante la magnitud de la manifestación, Perón fue liberado esa misma noche. De la mañana a la noche la situación había dado un vuelco tal, que Perón terminó dando un discurso desde el balcón de la Casa Rosada.

PERÓN JUNTO A DIFERENTES DICTADORES Y GENOCIDAS

  Perón llegó a la presidencia a través de un amplio frente de partidos políticos. Pero Inmediatamente después de haber alcanzado el poder, Juan Domingo Perón decidió disolver la coalición de partidos que lo condujeron a la Casa Rosada para unificarlos en un único partido: el Partido Peronista.

  Cipriano Reyes, miembro fundador del Partido Laborista, aliado fundamental de Perón, terminaría traicionado, preso y torturado en las cárceles del propio general Perón.


Las mentiras peronistas


  En la Argentina "industrial" que parió el peronismo, el crecimiento industrial bajaría a casi la mitad: 3% (1946-2015). Y el descenso empezó con Perón. La media 1946-1955 fue 4,9%, más baja que la de la oligarquía pastoril anterior y que la revolución fusiladora posterior: 8,8% entre 1955 y 1958. Y venía creciendo al 7,1% entre 1964 y 1974 cuando Perón volvió a la patria para evitar la desindustrialización. 

  Así fue como Cámpora-Perón-Isabelita promediaron 1,6% anual promedio (1973-1975). ¡Hasta Menem lo hizo mejor!: 2% entre 1991 y 2001. ¿Neoliberalismo? Puede ser. Pero el siguiente peronista, Duhalde, marcó el récord desindustrializador: -10% en 2002 del "salvador de la patria", que sólo salvó al peronismo y les abrió la puerta a Néstor y la década saqueada.


   Lo que el peronismo presenta como "los principios sociales que Perón ha establecido" fue fruto de una larga lucha de la sociedad argentina que contó con el apoyo de la mayoría de los partidos. El descanso dominical es de 1905, gobierno de Roca; las vacaciones pagas son de 1933 (Uriburu); la jornada de ocho horas es de Yrigoyen (1929), y la primera ley de jubilaciones fue sancionada durante el gobierno de Alvear (1924). 

  También fueron fundamentales los aportes de los diputados socialistas. De su autoría fue la primera ley de protección del trabajo de mujeres y niños (1907, Figueroa Alcorta); la de accidentes de trabajo (1915, Sáenz Peña); la primera reglamentación del trabajo a domicilio (1918, Victorino de la Plaza), y las leyes de indemnización por despido sin causa, protección de la maternidad y licencia paga por enfermedades (1933, Uriburu).

   Lejos de las pretensiones de la leyenda peronista, la legislación social argentina era la más avanzada de América latina y una de las más completas del mundo antes del peronismo.

  Los logros de Perón -el estatuto del peón de campo, la ampliación del sistema jubilatorio, los fueros laborales y el aguinaldo- fueron en su carácter de miembro de la dictadura militar de 1943-1946 y no hay forma de reivindicarlos sin aceptar que Perón fue un golpista. 

  Además, eran la estrategia central de la campaña presidencial que preparaba la dictadura para perpetuarse en el poder y formaban parte de una profundización de los derechos sociales que estaba teniendo lugar en todo el mundo sin necesidad de dictaduras ni populismos.

PERIODISTA AFÍN AL PERONISMO LLAMANDO A UN GOLPE DE ESTADO

  En tiempos democráticos el peronismo se ha ingeniado para llegar o volver pronto al poder desestabilizando a cualquier gobierno que no sea de su signo. Y todo indica que con Macri no piensa cambiar...



   Aquellos míticos trece paros a Alfonsín fueron solo el comienzo de una historia que, de algún modo, se emparenta con el golpismo. Cuando se observa el “tiempo de gracia” que el justicialismo dio a los gobiernos de su propio signo y se los campara con igual actitud ante las dos administraciones radicales se entiende con claridad lo que más que una estrategia parece una convicción basada en aquella poco feliz frase del fundador: “al enemigo…ni justicia”.
CANAL CRÓNICA PREGONANDO UN GOLPE DE ESTADO CON UNA FALSA NOTICIA

   Triste afirmación que, como tantas otras de un líder que pudiendo ser eternamente brillante tantas veces se empecinaba en ser ramplonamente grosero, que sus seguidores encontraron cómoda para asumir como eterna justificación de sus desmanes y hasta crímenes. 

   LA TRISTE TABLA DE LA “ESTRATEGIA” PERONISTA   

   Por eso cuando se convoca al control ciudadano, se pide reglamentar el derecho a huelga o se proponen tribunales constitucionales que resuelvan cuando una actitud está dentro del marco de la Ley Fundamental y cuando se aparta de ello, no se está atacando la libertad individual ni el derecho a plantear cuestiones sociales desde la movilización y aún el paro.

C5N, CANAL MANIFIESTAMENTE KIRCHNERISTA DANDO UNA NOTICIA MALINTENCIONADA SIMULANDO LA RENUNCIA PRESIDENCIAL 


   Lo que se está pidiendo es poner coto a la utilización de derechos consagrados por esa misma Constitución para voltear gobiernos de otro signo y retomar el poder como si fuese de su propia pertenencia.

Y esto debería preocupar sobre todo a los millones de peronistas que no entran en este juego pero que siempre terminan convirtiéndose en una cómplice mayoría silenciosa.

Y cuando las mayorías son silenciosas, no sirven para nada.

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.