5 reglas fundamentales de la vida según un guerrero samurái

Miyamoto Mushashi fue un reconocido guerrero samurái de la época feudalista Japonesa. Además de haber escrito un libro casi fundamental para la creencia budista, este hombre antes de morir dejó algunas de sus enseñanzas más importantes para la vida en general.




  Las reglas que este hombre escribió nos enseñan a aceptar las circunstancias de nuestra vida. 

 Nos muestra cuán importante es desprenderse de las fuerzas externas que están en constante interacción con todo lo que hacemos y recalca la importancia de confiar en dichas fuerzas.

  Estas fuerzas son el lenguaje de la vida y cuánto más en armonía estemos con ellas mejor nos irá en la tarea de aceptarnos por lo que realmente somos. 




 Lo cual, por supuesto, no significa dejar de intentar mejorar día a día. Estas reglas son realmente útiles y nos acercan a la auto reflexión y aceptación de lo que hacemos y lo que ellos significa.

 Por eso hoy decidimos compartirte algunas de estas reglas que, con un poco de suerte, te servirán en gran medida para estar más cerca de la auto realización y el auto conocimiento. Dos cosas fundamentales para transitar esta vida en paz y con alegría.


Reglas elementales de la vida según el budismo


1. Aceptación


  Esta es la primer regla y, quizás, la más importante. La premisa es simple: aceptar la vida tal cual es y todo lo que eso significa. 

  Desde ya, el concepto de aceptar la vida como es no debe entenderse ni confundirse con conformismo y resignación. Sencillamente, lo que busca transmitir esta regla es la importancia de la capacidad de aprender de todo aquello que nos pasa y que no podemos controlar. 

 Hay ciertos planos de la vida que escapan de nuestras manos y eso siempre será así. Lo más importante es hacer lo que podamos, hasta donde podamos, y luego intentar fluir con lo que la vida nos propone sin oponer demasiada resistencia. 

 En cambio, la clave reside en aceptar eso que nos pasa y crecer con ello. 


2. Piensa más en los demás que en ti mismo


  El cuestionamiento  interno constante puede acabar por confundirnos. Somos muchos los que hemos pasado largos ratos de nuestra vida cuestionando todas nuestras capacidades y todo lo que nos pasa. 

 De esta manera, lo único que conseguimos es aislarnos de todo eso que nos rodea y perdemos la confianza en nosotros mismos. 

 Quizás en contra de lo que cree la mayoría, lo que nos hace caer en esta situación es principalmente nuestro ego y por eso debemos aprender a controlarlo. 



3. Despójate del deseo


  El concepto de deseo entendido como la necesidad absoluta de procurar apresuradamente todo eso que no tenemos sólo conduce al sentimiento de insatisfacción personal. 

  Este samurái y maestro budista nos enseña lo importante que es desprendernos del deseo entendido de este modo. 

  Aquél que anhela en demasía y con frivolidad acabará únicamente sumergido en un profundo sentimiento de desesperación y desengaño. 

 Entonces, ¿Donde reside el verdadero poder? Bueno, pues en la capacidad de desistir a nuestra actitud de querer más y más. El que poco necesita, con poco es feliz. 


4. No dejes que el arrepentimiento se apodere


  El arrepentimiento innecesario sólo causa dolor. Esto no significa que no podamos sentirnos apenados por algo que hemos hecho o dicho. 

 Cometer errores es propio de la naturaleza humana y Mushashi nos invita a aceptar esta condición. 

 Es importante comprender los errores como oportunidades de aprendizaje y no auto condenarnos por ellos. 


5. Basta de quejas y resentimiento


  Estar en constante queja con los demás y con uno mismo nos inunda de malas energías. A su vez, nos genera un sentimiento constante de disconformidad que lo único que hace es quitarnos las energías para seguir adelante en la vida.

  Miyamoto nos invita a despojarnos de toda queja y, una vez más, aceptar nuestras condiciones. 

  Según el maestro el resentimiento es veneno y si dejamos que entre en nuestro cuerpo poco a poco nos irá consumiendo.

  Lo más importante es entender que siempre habrá ciertos aspectos de nuestra existencia con los que no estaremos conformes pero de nada sirve estar recordándolos todo el tiempo. 


El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.