¡Confirmado! Los hermanos mayores se creen más inteligentes porque realmente lo son

Existe un prejuicio generalizado acerca de que el hermano mayor fue el primer “ensayo” y soportó todos los errores que la inexperiencia de los padres implicaba. También se dice que son dominantes, pero responsables.



  Cómo influencia el orden de nacimiento de las personas en el desarrollo de su vida es una cuestión que por años ha intrigado a todo el mundo.
 
  La Universidad de Leipzing, Alemania, realizó un nuevo estudio que sugiere que los hermanos mayores son más inteligentes, y que el valor disminuye hasta el último miembro de la familia.


   La investigación analizó, tomando información de tres bases de datos de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, a más de 20 mil personas, determinando variables como el tamaño de la familia, estatus socioeconómico, origen y edad de los hermanos.


  Entre los hallazgos del estudio se encuentra que los hermanos mayores tenían un vocabulario más amplio y menos dificultad para entender ideas abstractas. Pero lo más relevante fue que presentaban 1.5 puntos más de cociente intelectual conforme subían posiciones hacia el primogénito.


La principal noticia es que no encontramos efectos del orden de nacimiento en cualquiera de las dimensiones de la personalidad, más allá del dominio intelectual”, comentó Stefan Schmuckle, líder del estudio.

     Aunque los investigadores no están seguros sobre las razones exactas de por qué los hijos mayores son más inteligentes, todo apunta a suponer la influencia de ciertas condiciones durante la gestación y posibles factores ambientales.


  ¿A qué se debe? Los investigadores no están seguros de por qué los primogénitos muestran mayor inteligencia pero podría deberse a ciertas condiciones durante la gestación o quizá a factores ambientales.

  
 Otra de las conclusiones del estudio tiene que ver con la percepción de uno mismo respecto a su curiosidad intelectual. 

 "Los primogénitos eran más propensos a asegurar que cuentan con un vocabulario más rico y con menos dificultad para entender las ideas abstractas”, aclara Schmukle; es decir, los primogénitos eran los que más inteligentes se veían a sí mismos y sus puntuaciones en las pruebas de intelecto también eran mejores.



Fuente: El País
El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.