6 fuertes razones por las que las mujeres no quieren tener hijos

En las últimas décadas el papel de la mujer en la sociedad ha cambiado drásticamente y, siendo la familia la base de la sociedad, también en esta el papel de la mujer ha evolucionado. 



  Tradicionalmente era común que se viera en la maternidad la plenitud de la mujer; la realidad es que cualquier mujer puede ser plena en su vida independientemente de si decide ser madre o no.

1. Todos tenemos objetivos diferentes en nuestra vida y metas a alcanzar.

  En las generaciones actuales el número de hijos que las mujeres tienen ha disminuido y al mismo tiempo, la cantidad de ellas que deciden no ser madres ha aumentado. Estas son algunas de las razones.



2. No tienen instinto maternal


  Algunas mujeres simplemente no están hechas para ser madres y, aunque pueda gustarles y disfrutar el tiempo con sus sobrinos o lo hijos de sus amistades, no sienten el deseo de tener los propios. 

 Se cansan fácilmente de verlos correr, saltar, llorar y hacer pataletas; definitivamente no quieren eso en sus vidas.

3. Su plan de vida es en pareja


  Algunas mujeres han entrado en una relación en la que la decisión de no tener hijos no es negociable y, si bien ellas saben que un hijo tal vez sea una opción maravillosa, prefieren concentrarse en vivir y disfrutar una vida de dos.


4. Independientes

 Un hijo es una responsabilidad que no desean tomar ya que cambiaría, con toda seguridad, su vida en formas que no están conformes. 

 Prefieren tener una vida independiente para sí mismas por lo que un hijo no es opción.


5. Dan prioridad a su profesión

  Su profesión es lo más importante, no están dispuestas a renunciar a ella, quieren desarrollarse laboralmente en su máxima capacidad y con toda su energía.

 Y, si bien a muchas mujeres les funciona, y pueden tener un niño y realizar sus trabajos sin problema, este es un riesgo que muchas mujeres no desean tomar.


6. Miedo del futuro


  Algunas mujeres sienten que la sociedad actual no es un lugar propicio para un niño; ya sea porque la violencia y desigualdad son enormes, o porque el mundo ya está demasiado poblado y contaminado como para traer otro ser humano y lo acabe aún más.

  La maternidad, si bien es un proceso y una etapa hermosa para quien toma esa decisión, es totalmente opcional y toda mujer tiene es sus propias manos la última palabra de si desea o no embarazarse.

   Es nuestra obligación respetar cualquiera que sea esta decisión; si conoces a alguien que no quiere ser madre no la juzgues y, si por el contrario tú no deseas tener hijos y conoces a alguien con uno, dos, tres o los que sean no te corresponde opinar sobre su decisión, a fin de cuentas no son tuyos.

  Recuerda que tu valor como persona no depende ni de la cantidad de los hijos que tengas, ni de tu trabajo, tu físico o tu educación. Cada quien decide como vivir su propia vida y alcanzar su plenitud.


¿Qué opinas de este tema controvertido?



El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.