¡La ciencia lo ha confirmado! Las mujeres que acostumbran decir groserías son más inteligentes

Un prejuicio muy común con quienes dicen groserías es el que las retrata como personas sin educación, de inteligencia limitada y con un vocabulario muy pobre. Pero un nuevo estudio publicado en Languaje Sciences echa por la borda cualquier convencionalismo y afirma que quienes maldicen son personas más inteligentes que quienes no lo hacen.



    Para el estudio se pidió a 43 estudiantes universitarios en edades de 18 a 22 años que recitaran la mayor cantidad posible de maldiciones en un minuto, así como nombrar tantos animales como pudieran en un minuto. 

  El resultado: quienes dijeron más groserías también pudieron nombrar más animales.

   Por si eso no fuera poco, el estudio arrojó que quienes maldicen también eligen mejor los términos adecuados

  Pueden combinar las palabras de una manera más creativa

 


  Como es más difícil que con palabras ‘normales’, al tratar de dar un sentido lógico a las groserías aumentan las conexiones neuronales


   En pocas palabras, maldecir es un signo de inteligencia verbal y no de deficiencia lingüística como se creía

 


  Así que cuando tengas que mostrar tu inteligencia, ¡no te limites!


Fuente: Piosh para Ok Chicas y Distractify

No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.