La hermosa leyenda cherokee de los dos lobos

Un joven Cherokee corre hacia su abuelo. Acaban de cometer una injusticia hacia él y está lleno de ira y enfado.
 El viejo guerrero, sentado a la orilla de un arroyo, le dice ... déjame contarte una historia... 

 


  - Yo también , a veces, he sentido un gran odio por los que han tomado tanto sin ningún pesar por lo que hacen. Pero el odio te desgasta, y no le hace daño a tu enemigo. Es como tomar tu el veneno deseando que tu enemigo muera. He luchado contra estos sentimientos muchas veces. Es como si tuviera dos lobos dentro de mí. 

 Dentro de cada uno de nosotros está ocurriendo una pelea, una pelea terrible entre esos dos lobos y la misma pelea está ocurriendo dentro de ti también. 

 Uno es blanco y el otro es negro.  



  Uno está lleno de rabia y lucha contra todos incesantemente.  Es la ira, la envidia, la tristeza, el pesar, la avaricia, la arrogancia, la autocompasión, la culpa, el resentimiento, el sentimiento de inferioridad, la mentira, el falso orgullo, la superioridad y el ego. 

  El otro lobo es bueno y no hace ningún daño a nadie. Vive en armonía con todo lo que le rodea y no se ofende cuando no hubo intención de ofensa.   

  Es la alegría, la paz, el amor, la esperanza, la serenidad, la humildad, la bondad, la benevolencia, la empatía, la generosidad, la verdad, la compasión y la fe.  



  A veces es difícil vivir con estos dos lobos dentro de mí, pues los dos tratan de dominar mi espíritu.  

   Tras meditarlo un minuto, el muchacho mira intensamente a los ojos de su abuelo y le pregunta:   


 -¿Que lobo ganará?  


  El viejo Cherokee, sonrie y responde,... "Aquel al que alimentes".


No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.