Vidal expulsará a 7.000 docentes que ejercían sin título

 La información corrió como reguero de pólvora en la escena educativa bonaerense durante las últimas horas: el gobierno de María Eugenia Vidal busca cesantear a los docentes que no tienen título habilitante para dar clases. 



   El gobierno de la provincia de Buenos Aires decidió que a partir del 28 de febrero de 2018 no estarán más en funciones delante de las aulas todos los docentes que no tengan título ni estén estudiando un profesorado en la actualidad.

   Sergio Siciliano, subsecretario del Ministerio de Educación de Provincia, le dijo a Clarín que la medida “es solo para aquellos que estén dando clases sin ningún título, más allá de haber completado la secundaria. 


 Los docentes aplauden la medida. Ahora hay muchos titulados que no tienen lugar en el sistema, porque hay otras personas sin título ocupándolo. No es justo que esto suceda, ni para los docentes ni para los chicos”.


“El cargo está y lo vamos a pagar, solo que el docente ahora tendrá el título o estará capacitándose” remarcó.

 Vidal por su parte, apela a la ley y el inciso C de los artículos 109 y 110 del estatuto del sector que contempla el cese en dichos casos. Sin embargo, se trata de una medida que no se venía aplicando en los años anteriores.

  La determinación fue rechazada por las entidades sindicales en el ámbito de cogestión –donde participan gremios y autoridades educativas de la provincia- y ya se están realizando presentaciones repudiando la medida en cada uno de los distritos. Todo, en medio de un clima paritario que comienza a recalentarse.


“Se buscó respetar al estatuto y a los docentes con título”, deslizaron a este medio en la cartera educativa provincial. 

   AFECTADOS. La medida involucra a quienes tomaron cargos u horas en materias que no fueron cubiertas en los actos públicos por los docentes que integran el listado oficial. Cuando se agota dicha instancia sin cobertura, se abren otros listados: 

 "A In fine" -para quienes no se pudieron anotar en el listado oficial o profesionales sin carrera docente-, "B" -con el 50% o más de la carrera- y "B In fine" -que se anotaron durante el año en curso.

  Finalmente, de continuar desierto el cargo, se abre el listado de emergencia en el cual aquellos que aún no tienen el título habilitante o están transitando sus respectivas carreras, pueden tomar dichas horas. 

  Con el cese, pierden esas horas quienes accedieron a las mismas sin el título habilitante, pudiendo volver a tomarlas de abrirse nuevamente los listados que suceden al oficial. En ese proceso, muchos cursos podrían pasar varias semanas sin un profesor al frente.

Fuente: Diagonales y Letra P

1 comentario:

  1. Con decirles que tengo docentes bonaerenses al lado de casa vacacionando y reventaban botellas en el patio de mi casa .

    ResponderEliminar

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.