Aprender a "desaprender", la técnica para resolver problemas sin estrés

"Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer o escribir, sino aquellos que no puedan aprender, desaprender y reaprender"
Alvin Toffler


  Salir de rutinas es mucho más sencillo si preguntas a otros cómo lo harían. 

   Sí, es cierto que saber es maravilloso; pero más maravilloso es vivir sin saber nada como un hábito. La realidad es que "desaprender" es todo un reto, y aunque aprender sobre temas variados te abre muchas puertas, no saber nada es una fabulosa herramienta de empatía y verdadero aprendizaje.

  Sin saber, puedes darte la oportunidad de escuchar a otros y de entender su punto de vista; y entonces sabrás lo maravilloso que es conocer el pensar ajeno. Con esto les das un valor enorme a otros y a su labor, reconoces su andar y su pasión por las cosas que a ti podrían parecerte lejanas.


  Sin saber, puedes ver que hay mil y un formas de hacer las cosas; que las maneras de llegar al mismo sitio son infinitas. Salir de rutinas es mucho más sencillo si preguntas a otros cómo lo harían; y mientras más lejanos estén a tu forma de hacer las cosas, más soluciones asombrosas llegarán a ti. 

 Poco a poco reconocerás los estudios, los aprendizajes y las experiencias que otros han tenido. Es muy lindo conocer la trayectoria de otros que, aún sin conocimiento como los tuyos, han puesto mucho empeño para saber lo que saben. 


  Reiteramos: 

  Sin saber puedes notar lo apasionadas que son otras personas. Sin saber, lograrás ser más empático ante lo que sienten y piensan las personas que te rodean; alcanzarás a escuchar lo que los mueve, lo que los hiere, lo que los motiva y lo que los asusta.

  Sin saber, construyes sobre cero para generar ideas mágicas en equipo que no sólo te complazcan a ti, sino a la gente con la que creas cosas nuevas. 
  

   Sin saber, reconoces que no lo sabes todo; que quieres y debes seguir aprendiendo de quienes te rodean. Sin saber, puedes dar paso a ideas frescas, nuevas, innovadoras, mágicas que pueden hacer que tu visión, tu realidad y la realidad en la que vives se transformen. 

  Sin saber, te enamorarás más de la gente; vivirás más, sentirás más, confirmarás lo maravillosos que son tus amigos, tu familia, tu pareja, tus compañeros e incluso la gente que no conoces. Desaprender también es despegarse de prejuicios, y reafirmar lo increíble que es la humanidad que te rodea y lo mucho que tiene que aportarte todos los días.

  Sin saber, pruebas que siempre hay alguien que sabe más que tú y engrandeces tu corazón por dejar entrar increíbles formas de pensar, tal y como son. 


 Vive sin saber nada para que te des la oportunidad de seguir aprendido de los demás; aprende a ver con otros ojos las cosas que te encantan, pero también las cosas que te desencantan. 

 La diferencia entre Daniel San en Karate Kid y tú es que Daniel San sólo tenía un maestro Miyagi; tú tienes muchos Miyagis.
 

  No es tarea fácil, pero todos podemos convertirnos en agentes de cambio en un mundo que lo necesita urgentemente. En los pequeños actos inician las grandes revoluciones, no tengas miedo de formar parte de ellas.


Conclusiones 

  El proceso de desaprender es complejo, está limitado por la parte física del cerebro, por la parte intrínseca del individuo y por la parte social del contexto de los cambios. 

 Para ser agentes de cambio y mantenerse en constante mejora, los profesores deben realizar lecturas y actividades intelectuales todos los días, de tal manera que les sea posible ejercitar su cerebro y mantenerlo activo para conservar la capacidad de aprender y prescindir de los conocimientos obsoletos que no les permitan crecer.

  Al tiempo, deben ser personas abiertas, sin miedo al cambio o al fracaso, con alta autoestima y amantes de los retos. 

  En la parte social, deben rodearse de personas positivas y que compartan sus intereses, para crear sinergia en favor de la mejora, del cambio y, sobre todo, de la educación para el bien de la juventud y la sociedad.


No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.