40 frases Budistas para mejorar la paz interior y su explicación

 Si entendemos y analizamos su trabajo, nos damos cuenta de su gran sabiduría. Sus frases son motivadoras, favorecen el bienestar y pueden ayudar a vivir la vida manera plena la vida, sin renunciar a la espiritualidad y a las buenas vibraciones hacia uno mismo.



  Buda preguntó una vez: “El mal-hacer se debe a la mente… ¿Si la mente se transforma, el mal-hacer puede permanecer?”.

  Esta cuestión nos lleva a una profunda reflexión: “Debemos cambiar la manera de pensar acerca de las cosas (o situaciones) para que mejoren. Si nuestro pensamiento cambia en el proceso, también lo harán nuestras vidas”.

¿Quién era Siddhārtha Gautama Buddha?


   Siddhartha Gautama “Buddha” nació alrededor del año 560 a.C. en una familia aristócrata (su padre era monarca) y próspera del clan Shakya, en una ubicación que ahora corresponde al actual Nepal, en el norte de la India. 

  Buddha es una palabra sánscrita que significa “el que despertó”. Una buena metáfora para un individuo, Buda, que logró iluminar y despertar a todos sus compatriotas gracias a su infinita sabiduría.



 Éste fue el fundador del budismo. A diferencia de otras religiones, no era un dios, ni era un profeta ni un mesías. Nació como un ser humano normal, pero gracias a su esfuerzo alcanzó un estado de perfecta sabiduría y completa sensibilidad hacia todo lo que existe. 

 Como su nombre indica: “despertó a su verdadero potencial y a la naturaleza verdadera del mundo que le rodeaba”.


 1. Cuida el exterior tanto como el interior, porque todo es uno


  Buddha ya sabía la importancia que tenía el ambiente en nuestra conducta. Uno de los principios del budismo es cuidarse a uno mismo. Ahora bien, también es imprescindible que cuidemos nuestro entorno para estar en armonía y de paz. 

 Para encontrar un verdadero estado de bienestar es necesario que mente, cuerpo y nuestro entorno cercano (al menos el que controlamos) estén en un equilibrio. 

  Por tanto, practicar la compasión contigo no es suficiente, también hay que practicarla con los demás. Esto es una de ñas máximas de la filosofía Ho'oponopono.


2. La reflexión es el camino hacia la inmortalidad; la falta de reflexión, el camino hacia la muerte


   La reflexión es necesaria para seguir creciendo como seres humanos y para aprender del pasado para un mejor presente, un mejor aquí y ahora. En algún momento de nuestras vidas hemos cometido errores y hemos necesitado reflexionar para no volver a cometer esos errores. 


  Por tanto, la reflexión personal es beneficiosa tanto para el aprendizaje como para el propio bienestar.  

3. No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo


  Esta frase es igual a la frase “no le hagas a los demás lo que no nos gusta que te hagan”. Por tanto, esta frase va más allá que el mero conocimiento de uno mismo,porque hace una alusión clara a la empatía. 

  Cuando haces daño a los demás, manchas tu espíritu. Esto, a la larga, te perjudicará.


4. El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional


  Vivir situaciones o experiencias que nos hacen sufrir y nos hacen daño es parte de la vida. Cuando lo pasamos mal pasamos por un proceso para que la herida se cierre. Una vez pasado este periodo de recuperación, nosotros somos los que decidimos si nos quedamos estancados en ese recuerdo. 

  Por tanto, es decisión nuestra superar las malas experiencias lo antes posible, pasar página y encontrar paz en las pequeñas cosas del día a día.


5. No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita


  Esta frase es similar a la pronunciada por Séneca “No es pobre el que tiene poco, sino el que mucho desea”, y hace referencia a que los individuos que menos cosas materiales desean o necesitan, son los que definitivamente van a ser más felices en la vida. 

  Tener mucho no significa ser más feliz. Si uno está contento con poco, no necesita tener mucha riqueza.


6. Da, aunque no tengas más que muy poco que dar


  El agradecimiento y la generosidad son dos de las claves para nuestro bienestar. Dar lo que nos sobra es fácil, lo verdaderamente complicado es compartir algo incluso en los momentos en que no hay abundancia: eso nos hace más grandes como persona.

Tanto dar como perdonar son dos acciones muy sabias.


7. Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora


  El presente es el único momento que podemos vivir. Es decir, el aquí y el ahora, no ayer ni mañana. Todos nuestros esfuerzos deben ir hacia el momento presente para que los siguientes momentos presentes sean igual de buenos que éste. 

  Así que hay que alegrarse por poder vivirlo y otorgarle el valor que se merece, que no es poco.



 8. El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor


  Ni el odio ni la venganza son la solución. No debemos alimentar ni la violencia ni la ira hacia los demás ni hacia uno mismo, porque eso solo aumenta ese sentimiento negativo.

  El auténtico bienestar está en querernos a nosotros mismo y en desearles lo mejor a los demás aunque pensemos que no se lo merecen. 

  La compasión es una de las bases del budismo y es el camino hacia la felicidad. Abrirse a los demás supone perdonar sus faltas y ser humilde a pesar de los errores de los demás.


9. Si puedes apreciar el milagro que encierra una sola flor, tu vida entera cambiará


  Valorar los pequeños detalles es otra de las claves de la felicidad. El mundo está lleno de cosas extraordinarias que a veces no somos capaces de ver a primera vista. Aprender a apreciarlos nos va a cambiar la vida. 

  Además, hay que estar agradecido con lo que tenemos porque, igual que la flor, es en la sencillez donde nos sentimos a gusto.


10. Para entender todo, es necesario olvidarlo todo


  No juzgar es otro de los principios de la filosofía budista. Cuando somos pequeños vemos el mundo con visión de principiante, disfrutando del presente: percibiendo el mundo tal y como es. 

 A medida que crecemos y aprendemos, estamos constantemente juzgando. Entonces, nuestra mente está condicionada por la cultura y las normas sociales que nos guían en cómo debemos ser.

  Para encontrar el bienestar de nuevo debemos mirarnos a nosotros mismos y volver a conocernos. En otras palabras, tenemos que reeducarnos. Lo mismo ocurre con todo lo que nos rodea. Así que si queremos entender, tenemos que olvidarlo todo.

11. La paz viene de adentro, no la busques afuera

  La verdadera paz nace del interior de cada persona, y es poco inteligente salir a buscarla en otras personas o en bienes materiales.


12. En lo que pensamos, justamente en eso nos convertiremos

  Nuestros pensamientos hacen que busquemos ciertas cosas en la vida. Por eso es tan importante pensar en positivo y no angustiarse por lo que no podemos cambiar.

13. Tu propósito en la vida es encontrar un propósito, y entregar a él todo tu corazón

  En esta frase budista se encuentra un paralelismo con la filosofçía existencialista desarrollada en el siglo XX.



14. El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato


  Una reflexión sobre la inteligencia y la humildad. Si no van de la mano, simplemente se carece de inteligencia. No puede existir una cosa sin la otra.

15. Nuestras buenas y malas acciones nos siguen casi como una sombra


  Las  leyes del karma nos enseñan que todo lo que hacemos tiene una repercusión. De ti depende que crees un destino acorde con lo que quieres para tu vida.

16. Nadie te castigará por tu enfado; será él mismo el encargado de castigarte

  Una sentencia que nos recuerda la poca utilidad de vivir en un continuo estado de enfado. ¿No es más útil encontrar la parte positiva a las cosas?

17. Hay tres cosas que no pueden ocultarse por mucho tiempo: el sol, la luna y la verdad

  Frase poética y a la vez una reflexión que nos invita a repensar algunas cosas. El sol y la luna aparecen cada cierto tiempo, y lo mismo ocurre con la verdad.



18. La muerte no se teme, si la vida se ha vivido sabiamente


  Vivir en plena consciencia espanta el temor a la muerte. Tal es así la visión de los practicantes del budismo sobre la existencia: la verdad nos hará libres, la muerte es solo un proceso más.



19. No vivas del pasado, no imagines el futuro, concéntrate en el momento presente

  Otra frase que resume perfectamente la  base intelectual y filosófica del Mindfulness. Vivir pendiente del pasado o del futuro solo nos vuelve esclavos de recuerdos o anhelos.

20. Si puedes apreciar el milagro que encierra una sola flor, tu vida cambiará por completo

  Valorar las pequeñas cosas nos hace más humanos. Incluso algo tan aparentemente trivial como una flor entraña el milagro de la vida, de la naturaleza y de la existencia. Aprendamos a valorarlo.

21. Tú te mereces cariño y afecto

  Nunca lo olvides. La vida es complicada, y todos merecemos recibir ternura de los demás, a la vez que ofrecemos este mismo sentimiento.


22. Apasionadamente, haz hoy lo que debe ser hecho. ¿Quién sabe? Mañana, la muerte se aproxima


 En comparación con el resto de las religiones, el budismo propone una filosofía de vida que pone énfasis en el presente. Esta idea queda clara en esta frase budista.

23. Una mente disciplinada trae felicidad


  En esta cita, Buda muestra de forma lírica la relación que en su filosofía se establece entre el control de uno mismo y las cosas buenas asociadas a la felicidad.

24. No es llamado noble quien daña a otros seres vivos. No dañando a otros seres vivos, uno es llamado noble

 Esta frase budista del Dhammapada expone el sistema de valores relacionado con el budismo y la importancia que se le da en este a otras formas de vida.

25. La raíz del sufrimiento es el apego


  En el budismo, la renuncia a ciertos placeres tiene un papel fundamental.

26. No hay miedo para aquél cuya mente no está llena de deseos

  Otra cita del Dhammapada en la que se plantea la relación entre los temores y los deseos.


27. Con firmeza, entrénate para alcanzar la paz


  En esta cita se habla de la búsqueda de la paz interior como una forma de entrenamiento, es decir, algo que debe formar parte de los hábitos y debe ser practicado de manera constante a pesar del esfuerzo que supone.

28. Mejor que mil palabras vacías, una sola palabra que pueda traer paz


  En esta cita se pone énfasis en la necesidad de que las palabras tengan un impacto filosófico y emocional.


29. La pureza y la impureza viene de uno mismo; nadie puede purificar a otro


  Una de las frases de Buda en las que se recalca el papel central de la mente de cada uno (entendida como algo privado y subjetivo) en su filosofía de vida, y más concretamente, en la ética del budismo.

30. El amor verdadero nace de la comprensión


  En el modo de vida budista el amor no es una fuerza visceral aislada de cualquier forma de reflexión.


31. Conquistarse a uno mismo es una tarea más grande que conquistar a otros


  En la línea de otras frases de Buda, en esta cita se vuelve a relacionar las verdaderas metas vitales con procesos que principalmente involucran a uno mismo y al mundo mental subjetivo.

33. Solo podemos perder aquello a lo que nos aferramos


  Otra de las frases budistas en la que se muestra el espíritu de renuncia de la filosofía de Buda.

34. Llena tu mente con compasión


  Aunque para Buda la mente de uno mismo es el motor de la religión, cultivar un modo de vida bueno supone mostrar actitudes apropiadas hacia otras formas de vida. La compasión es una de ellas.



35. Es mejor viajar bien que llegar


  Los objetivos y retos planteados por la religión budista no tienen que ver tanto con metas finales como con procesos y el modo en el que se vive el presente.

36. A un loco se le conoce por sus actos, a un sabio también


  A las personas se nos conoce por nuestras acciones. Con esta frase, Buda nos enseña que debemos fiarnos solo de quienes actúen, y no tanto de los grandes oradores.



37. Aferrarse a la rabia es como agarrarse a un carbón caliente con la intención de tirárselo a alguien; tú eres el que te quemas


  Una cita célebre que nos advierte de que debemos aparcar los malos sentimientos, ni que sea para que no nos acaben afectando negativamente.

38. En cualquier batalla pierden vencedores y vencidos


  En las guerras, todo el mundo pierde. No hay ninguna razón suficientemente poderosa como para valer una gota de sangre humana.

39. La verdad en si misma solo puede ser alcanzada dentro de uno mediante la más profunda meditación y conciencia


  Si buscas encontrarte a ti mismo y a tu yo más espiritual, no busques a tu alrededor.

40. Ni siquiera un dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo


Una frase inspiradora para buscar la paz interior, del gran Buda.


No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.