20 grandes frases de Ernest Hemingway que te encantarán

Ernest Hemingway fue uno de los principales novelistas y cuentistas estadounidenses, autor de "El viejo y el mar" y "Por quién doblan las campanas", entre otras obras. 



  Ya se había iniciado en el periodismo cuando se alistó como voluntario en la Primera Guerra Mundial, como conductor de ambulancias, hasta que fue herido de gravedad. 

 De vuelta a Estados Unidos retomó el periodismo hasta que se trasladó a París, donde alternó con las vanguardias y conoció a Ezra Pound, Pablo Picasso, James Joyce y Gertrude Stein, entre otros. Participó en la Guerra Civil Española y en la Segunda Guerra Mundial como corresponsal, experiencias que luego incorporaría a sus relatos y novelas.
 
  El propio Hemingway declaró que su labor como periodista lo había influido incluso estéticamente, pues lo obligó a escribir frases directas, cortas y duras, excluyendo todo lo que no fuera significativo. Su producción periodística, por otra parte, también influyó en el reportaje y las crónicas de los corresponsales futuros.


 En un monumento en honor de este escritor estadounidense puede leerse “Lo que más le gustaba eran las hojas amarillas en los álamos flotando sobre el cauce de los ríos. Y por encima de las colinas, el azul intenso del cielo sin viento. Ahora él será parte de todo eso“.

Estas son algunas de sus mejores frases:


1. Nunca confundas movimiento con acción.


2. El mundo es un buen lugar por el que vale la pena luchar.


3. La gente buena, si se piensa un poco en ello, ha sido siempre gente alegre.

4. La mejor forma de averiguar si puedes confiar en alguien es confiar en él.

5. ¿Por qué los viejos despertarán tan temprano? ¿Será para tener un día más largo?.

6. La forma de pensar de las noches, no sirve de nada en las mañanas.

7. El hombre que ha empezado a vivir más seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera.

8. El hombre tiene corazón, aunque no siga sus dictados.

9. Cada día es un nuevo día. Es mejor tener suerte. Pero yo prefiero ser exacto. Luego, cuando venga la suerte, estaré dispuesto.

10. Un hombre de carácter podrá ser derrotado, pero jamás destruido.

11. Las personas más crueles son siempre las sentimentales.

12.  Jamás pienses que una guerra, por necesaria o justificada que parezca, deja de ser un crimen.

13. La soledad de muerte llega al cabo de cada día de la vida que uno ha desperdiciado.

14. La felicidad es la cosa más rara que conozco en la gente inteligente.

15. La moral es lo que hace a uno sentirse bien y lo inmoral es lo que hace a uno sentirse mal.

16. Conocer a un hombre y saber lo que tiene en la cabeza son asuntos distintos.

17. La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor.

18. El talento consiste en cómo vive uno la vida.

19. Me quieres, pero aún no lo sabes.

20. Ahora no es el momento de pensar en lo que no tienes. Piensa en lo que puedes hacer con lo que hay. 


 

No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.