TERRIBLE NOTICIA: El gobierno quiere subir un 4% los impuestos a los libros

  El impuesto de un 4 % del IVA a los libros va a golpear directamente a los pocos lectores que sobreviven. Posiblemente la estrategia será producir el libro en formato digital.



   Esté anuncio como medida para hacer crecer el presupuesto nacional toca a las imprentas un sector en profunda crisis que acelera la desaparición de los artesanos privados que producen libros.

  Los grandes productores del libro costarricense son las editoriales vinculada a las universidades públicas: Editorial UCR, Editorial EUNA, Editorial Tecnológica y la Editorial Costa Rica.

Cámara del Libro y editoriales ticas critican impuesto del 4% a libros en reforma fiscal


  Las editoriales e imprentas públicas todas con público lector cautivo. El efecto significará el golpe de gracia para editoriales privadas e imprentas. En ocasiones este tipo de medidas se toman sin estudio previos, ya que la producción del libro costarricense es reducido.

  Posiblemente el golpe más duro será para los importadores de libro. Las medidas impositivas en este sector acabará con los los artesanos del libro. 

Desestimular la lectura

 Y esté sector desprotegido ya que no tiene representación alguna: la cámara del libro son profesionales que no viven lo que es el funcionamiento de las pequeñas editoriales.

  El Presidente Solís reprobó el impuesto incluido en reforma fiscal, pero dijo que la ley no se puede modificar antes de discusión legislativa.


  Este martes, el presidente Luis Guillermo Solís hizo eco de las preocupaciones generadas por la "tarifa reducida del 4%" de impuesto de venta agregado (IVA) que se aplicaría al precio de los libros en las tiendas.

  Editores, escritores y miembros de organizaciones internacionales del libro coinciden en que el impuesto sería un error.

  Solís manifestó su oposición tras la sesión de Consejo de Gobierno y lo hizo tan solo dos días antes de que el texto de la propuesta de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas llegue a su versión final.

  En la misma declaración, Solís admitió que el texto “no se puede modificar” y que tendrá que "hacerse en sede legislativa".

   "Estamos totalmente en contra. Eso demerita el proceso cultural, educativo, formativo del país (...). Lo mencioné en la inauguración de la Feria del Libro pasada y lo había conversado con el presidente de la República. 

 Nos afecta y afecta la totalidad del desarrollo del país", afirmó el presidente de la Cámara, Luis Bernal de Montes de Oca. 

  En la generalidad de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, los profesionales del sector de producción y venta de libros costarricenses encuentran riesgos para su industria. 

 El precio afectaría directamente a los lectores que tienen menos presupuesto para adquirir libros.


  El 4% de IVA se aplicaría a todos los textos impresos importados o producidos en el país. Actualmente, el único tipo de gravamen que existe para estos impresos es un arancel del 1% que se cobra a los libros que se traen desde el extranjero.

  “El libro es un bien público. Es el instrumento más valioso que tenemos nosotros para hacer de la educación el motor de desarrollo de cualquier país”, explicó el presidente del Sistema Editorial Universitario Centroamericano (SEDUCA) y director de la editorial del Instituto Tecnológico de Costa Rica, Dagoberto Arias.



No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.