Principales usos del punto y coma

Podríamos definir al punto y coma como un elegante signo de puntuación...



 Es una pausa no tan breve como la coma ni tan prolongada como el punto; es decir, un tono no tan alto como aquella ni tan bajo como este. Bien entendido, este signo no ofrece mayor dificultad.

Te indicamos aquí sus usos principales.


1. Algunos párrafos son extensos; es decir, entre la frase inicial y la frase final el texto es muy largo.


  Las comas son un recurso en estos casos; pero cuando ya hemos colocado varias, es de rigor indicar una pausa más larga, como un descanso o descenso del tono antes de continuar con la frase siguiente. Ejemplo:

"Aquí están estudiando, trabajando, jugando, orando, aquellas niñas, que, un día no lejano, conocieron cara a cara la violencia; ahora corren por los patios, por los prados, por los corredores de la Casa de los Geranios; ahora han hallado de nuevo la razón de su vida".


2. Antes de las partículas (o expresiones) sin embargo, con todo, además, por otra parte, en fin, es decir, etc. 


Ejemplo:

-"Llovía abundantemente; sin embargo, ellos continuaron impasibles su camino".


3. Al unir dos oraciones relacionadas entre sí en una sola frase. 

Ejemplos:

-¡Dios mío, tu pierna; has recibido un disparo!
-En realidad no sabía nada sobre él; era tan sólo una figura familiar del vecindario.
-No se trata sólo de John; es algo más.
-La empresa pertenece a la familia; es nuestra.
-No es Martín; es Martínez.
-Luis apretó los puños; tenía el cuerpo rígido de terror.


4. Al separar los elementos de una enumeración. 

Ejemplos:

-Allí estaban los tanques; allí los generadores de electricidad.
-Haces mal en quedarte; vente mejor con nosotros.
-Me encargaré de la parte técnica; usted únicamente tendrá que firmar.
-Si te quedas, me alegraré; si te vas, me entristeceré.

5. Al unir acciones consecutivas.


-No podía evitarlo; iba a acabar con ellos.
-Su espada centelleó al sol; dio un salto y atacó.
-Miró su reloj; eran las ocho.
-Giró rápido a la derecha; los neumáticos chirriaron sobre la grava.


6. Al omitir el sujeto para no repetirlo.


-El tema no consiste en esto; consiste en aquello.
-Llegamos hasta un edificio que no conocíamos; uno muy alto y de color gris.
-Ese es el problema de las ratas; una vez entran, ya es para siempre.
-Ella era una suma de sus amores; la síntesis de lo que amaba.

No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.