La ciencia revela que cuanto más cruel sea un amigo contigo, más podrás confiar en él

Odias que tu mejor amigo sea tu peor juez, y que sus palabras se claven en ti como cuchillos de sinceridad y realidad, pero esto no es malo, de hecho todo lo contrario. 




  ¿Alguna vez te has hartado de que tu mejor amigo te juzgue o te regañe por los errores que cometes? Bueno, pues probablemente esa persona que es tan dura contigo también es más sincera y confiable que cualquier otro conocido que solo te halaga y aprueba lo que haces.


   Los encargados de descubrir esto fueron investigadores de la Universidad de Plymouth, cuyo estudio publicado en el diario “Psychological Science” sugirió que la amistad genuina es aquella que no conoce límites a la hora de expresar lo que el otro de verdad desea para ti.



  Fueron 140 los participantes que estuvieron involucrados en un número importante de situaciones hipotéticas. Algunas de ellas incluían temor al fracaso en una amistad y decisiones que se podrían tomar con tal de aconsejar a un ser querido. 

 El estudio confirmó que las personas que tienden a ser crueles con sus amistades en realidad buscan lo mejor para ellos, de acuerdo a su criterio.


 “Se ha demostrado que la gente puede ser cruel para ser amable. Pueden decidir hacer a alguien sentir mal si esto podría beneficiarles en cualquier nivel personal”, aseguró la líder del estudio, Belén López-Pérez.



  Así que ya lo sabes, entre más amables sean tus amigos contigo, también es más probable que no les importe tu bienestar, mientras que si alguno te habla con la verdad, realmente demuestra que te quiere y se preocupa por ti.


 


No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.