9 inolvidables frases de Alicia en el País de las Maravillas

Ya se cumplieron 152 años desde que se publicó por primera vez Alice’s Adventures in Wonderland (Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas), una obra maestra y entrañable creada por el matemático y fotógrafo Charles Lutwidge Dodgson, mejor conocido como Lewis Carroll.



  En Inglaterra, país natal del autor y la obra, se está celebrando el aniversario con la impresión de una colección de estampillas postales en que aparecen las imágenes de Alicia, el Gato de Cheshire, el Conejo Blanco y la Reina de Corazones. 

 Las ilustraciones corrieron a cargo de Grahame Baker-Smith.

  Llevada al cine en 1951 y en 2010, la historia de Alicia fascina por sus diálogos y sus situaciones absurdas. En el país de las maravillas no hay espacio para la lógica convencional, lo que puede experimentarse como un puente hacia la incomodidad o la angustia.

1. Me pregunto si he cambiado en la noche. Déjame pensar. ¿Era la misma persona cuando me levanté esta mañana? Casi pienso que puedo recordar sentirme un poco diferente. Pero si no soy la misma, la siguiente pregunta es, ¿quién soy en el mundo? ¡Ese es el gran puzzle!

 

2. Sabía quién era esta mañana, pero he cambiado varias veces desde entonces.

3. – ¿Quieres decirme, por favor, qué camino debo tomar para salir de aquí?
– Eso depende mucho de adónde quieres ir -respondió el Gato.
– Poco me preocupa dónde ir -respondió Alicia.
– Entonces, poco importa el camino que tomes -replicó el Gato.



4. ¡No estoy loco! Mi realidad es simplemente diferente a la tuya.

5. De modo que ella, sentada con los ojos cerrados, casi se creía en el País de las Maravillas, aunque sabía que solo tenía que abrirlos para que todo se transformara en obtusa realidad.


6. -Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca.
-¿Cómo sabes que yo estoy loca?
–Tienes que estarlo, o no habrías venido aquí.

7. Todo tiene una moraleja, solo falta saber encontrarla.


8. Creo que sí, estás demente. Pero te diré un secreto: las mejores personas lo están.

9. Hay trescientos sesenta y cuatro días en los que deberías obtener regalos de no-cumpleaños, y solo uno para regalos de cumpleaños, ¿sabes?


No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.