"Para recobrar", un inspirador poema de Francisco Luis Bernárdez para darte paz

  Francisco Luis Bernárdez nació en Buenos Aires el 5 de octubre de 1900 y falleció en 1978. Era hijo de padres españoles y su infancia estuvo impregnada de versos y elementos propios de esa cultura. 



 A los 20 años realizó un viaje a España y entabló amistad con muchos poetas y artistas de aquel momento; permaneció 4 años en Vigo y colaboró con importantes periódicos del momento, como el "Pueblo Gallego". 

  Algunas de sus amistades eran prestigiosos intelectuales del momento como Ramón María del Valle-Inclán, Antonio y Manuel Machado y Juan Ramón Jiménez.
 
  En su regreso a Argentina, se sintió identificado con las ideas del Grupo Florida, defiendo profundamente el ultraísmo y las tendencias europeas del momento; en esa época entabló una cercana amistad con Jorge Luis Borges y Leopoldo Marechal.


  Entre sus poemarios más importantes (en su mayoría sonetos) pueden mencionarse "La ciudad sin Laura" y "Poemas de carne y hueso"; y entre sus poesías, "Para recobrar" y "Estar enamorado". 

  A través de ellas puede verse a un poeta para quien el cuidado de las formas parecía una exigencia prioritaria a la hora de escribir; lo cual lo enlaza aún más con las ideas del movimiento del que formaba parte.


 "Para recobrar"


  Si para recobrar lo recobrado
debí perder primero lo perdido,
si para conseguir lo conseguido
tuve que soportar lo soportado,

  si para estar ahora enamorado
fue menester haber estado herido,
tengo por bien sufrido lo sufrido,
tengo por bien llorado lo llorado.

  Porque después de todo he comprobado
que no se goza bien de lo gozado
sino después de haberlo padecido.

 Porque después de todo he comprendido
por lo que el árbol tiene de florido
vive de lo que tiene sepultado.



No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.