"LA MUJER CAÍDA", el poema feminista de Víctor Hugo

Victor Marie Hugo fue un poeta, dramaturgo y novelista romántico francés, considerado como uno de los más importantes en lengua francesa. 


   En 1817 participó en un concurso de poesía organizado por la Academia francesa sobre el tema «Felicidad que proporciona el estudio de todas las situaciones de la vida». El jurado está cerca de concederle el premio, pero el título de su poema (Trois lustres à peine, Apenas tres lustros) sugiere demasiado su joven edad y la Academia cree que puede ser una farsa, y recibe solamente una mención.

  Concurre sin éxito los años siguientes, pero en 1819 gana, en uno de los concursos organizados por la Academia de los Juegos Florales de Toulouse, una «Lis de oro» por Le rétablissement de la statue de Henry IV y un «Amaranto de oro» por Les Vierges de Verdun,​ y un premio en 1820.

  Animado por sus éxitos, Hugo abandona las matemáticas, materia que cursaba en el Liceo Louis le Grand y para la que tenía aptitudes (seguía los cursos de las clases preparatorias), y se embarca en la carrera literaria...



"LA MUJER CAÍDA",

 el poema feminista de Víctor Hugo


  ¡Nunca insultéis a la mujer caída!
  Nadie sabe qué peso la agobió,
ni cuántas luchas soportó en la vida,
¡hasta que al fin cayó!


 ¿Quién no ha visto mujeres sin aliento
asirse con afán a la virtud,
y resistir del vicio el duro viento
con serena actitud?


 Gota de agua pendiente de una rama
que el viento agita y hace estremecer;
¡perla que el cáliz de la flor derrama,
y que es lodo al caer!


 Pero aún puede la gota peregrina
su perdida pureza recobrar,
y resurgir del polvo, cristalina,
y ante la luz brillar.


 Dejad amar a la mujer caída,
dejad al polvo su vital calor,
porque todo recobra nueva vida
con la luz y el amor.


No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.