"La insoportable levedad del ser" en 20 inolvidables frases

Milan Kundera, nació en abril de 1929, en la antigua Checoslovaquia, y es sin duda el autor de uno de los libros más leídos y recomendables del último tercio del siglo pasado: La insoportable levedad del ser.



  «La insoportable levedad del ser» es el mejor «título» jamás asignado a una obra. Sí, nos referimos exclusivamente al título, porque no hay libro… ¡No hay novela a quien no le quepa este título! Cualquier obra literaria pudiera llamarse «La insoportable levedad del ser» porque toda historia trata sobre la difícil tarea de soportar que la existencia humana sea tan “leve”.

  Milan Kundera es un escritor incisivo y como tal sólo puede escribir sobre el fracaso. Si se quiere «La insoportable levedad del ser» es un drama de vida cotidiana, con pasiones, casualidades, ilusiones, fatuidades y fatalidades, la sazón cotidiana del fracaso, lo insoportable del ser, el tema universal: la muerte.

 La magistral novela del escritor checo, Milan Kundera, que se titula "La insoportable levedad del ser", fue publicada en 1984. 


 A continuación presentamos las 20 mejores frases de esta grandiosa obra.


1.

 ”Una relación no sentimental en la que uno no reivindique la vida y la libertad del otro, puede hacer felices a los dos".

2.

 “El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien (este deseo se produce en relación con una cantidad innumerable de mujeres), sino en el deseo de dormir junto a alguien (este deseo se produce en relación con una única mujer)”.


3.

 “Cada uno de ellos había creado un infierno para el otro, pese a que se querían”.

4.

 “Porque amar significa renunciar a la fuerza”.


5.

“Si su cuerpo no es capaz de convertirse en el único cuerpo para Tomás y si ha perdido la batalla más importante de su vida, ¡que se vaya!” .



6.

 “¿Había llegado a la conclusión, tras el episodio con el ingeniero, de que las aventuras no tienen nada que ver con el amor? ¿De que son leves y no pesan nada? ¿Ya está más tranquila? En absoluto”.

7.

 “El amor que hay entre ellos es de una arquitectura extrañamente asimétrica: descansa sobre la seguridad absoluta de su fidelidad como un palacio mastodóntico sobre una sola columna”.


8.

 “Todas las cosas y las personas aparecen disfrazadas”.

9.

 “Los amores son como los imperios: cuando desaparece la idea sobre la cual han sido construidos, perecen ellos también”.


10.

 “¿Qué buscaba en ellas? ¿Qué era lo que le llevaba hacia ellas? ¿No es el acto amoroso la eterna repetición de lo mismo?
  No. Siempre queda un pequeño porcentaje inimaginable. Claro que, cuando veía a una mujer vestida, era capaz de imaginarse aproximadamente qué aspecto iba a tener desnuda”.



11.

“Ella había vivido algo hermoso y él no lo había vivido con ella”.


12.

 “El amor empieza en el momento en que una mujer inscribe su primera palabra en nuestra memoria poética”.


13.

 ”La apreciaba como amiga, estimaba su carácter y su inteligencia, estaba dispuesto a echarle una mano siempre que lo necesitase”.

.

14.

 “Ella había atracado junto a su cama como un niño enviado en un cesto río abajo”.

15.

 “Hacer el amor les producía placer pero no les daba consuelo”.



16.

 “Si la excitación es el mecanismo mediante el cual se divierte nuestro Creador, el amor es, por el contrario, lo que nos pertenece sólo a nosotros y con lo que escapamos al Creador. El amor es nuestra libertad. El amor está al otro lado del «es muss sein!»”.

17.

 “El conocido mito de El banquete de Platón: los humanos eran antes hermafroditas y Dios los dividió en dos mitades que desde entonces vagan por el mundo y se buscan. El amor es el deseo de encontrar a la mitad perdida de nosotros mismos”.

18.

“Allí donde habla el corazón es de mala educación que la razón lo contradiga”.


19.

 “Es posible que no seamos capaces de amar precisamente porque deseamos ser amados, porque queremos que el otro nos dé algo (amor), en lugar de aproximarnos a él sin exigencias y querer sólo su mera presencia”.

20.

 “Esa tristeza significaba: hemos llegado a la última estación. Esa felicidad significaba: estamos juntos. La tristeza era la forma y la felicidad, el contenido. La felicidad llenaba el espacio de la tristeza”.



  Si ya has leído La insoportable levedad del ser, sin duda estas frases te habrán remitido al lugar llamado recuerdo, si no es así; es una buena manera de comenzar a sentir que debes leer este clásico de la literatura universal.


3 comentarios:

  1. He conocido a mucha gente Kundera. Solo es un proceso de aclimatarse, habituarse, y descubrir nuestra levedad tambien, partiendo de ahi puedes llegar a ser feliz sin importarte ese idealismo lirico como se refleja en Franz.
    Saludos a es@s Kunder@ss de nacimiento.

    ResponderEliminar

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.