13 mitos sobre los adictos a los libros (que son totalmente ciertos)

Hay montones de ideas preconcebidas sobre las personas que como nosotros (¡y ustedes!) son adictas a la lectura y hoy hemos decidido recopilar unas cuantas que, por experiencia propia, sabemos que son totalmente ciertas…



   Describir qué se siente cuando uno abre un libro y se sumerge en una buena historia literaria es uno de esos placeres de la vida tan delicioso que resulta casi indescriptible. Posiblemente, podría compararse con la sensación de lanzarse dentro de un agujero negro o incluso con un gracioso y emocionante salto a otra dimensión.

   Es como sumergirse en un reino desconocido y transitorio, un bolsillo secreto dónde ver el mundo en solitario desde otra perspectiva a sabiendas que, en el mundo de la imaginación, todos los sueños están permitidos y a nuestro alcance.

  No sabes cómo llegaste hasta allí, cómo te convertiste en un devorador de libros. Sólo sabes que quieres sumergirte una y otra vez a través de ese maravilloso portal resbaladizo de palabras y metáforas.

1.
Cuando están inmersos en la lectura, solo salen de su habitación para satisfacer las necesidades más básicas en el menor tiempo posible.



2. 
No interrumpas su hora de lectura si no quieres enfrentarte a su ira.



3. 
Su adicción a los libros les permite llevar un número infinito de ejemplares en su mochila sin cansarse.



4. 
Cuando entran en una librería sus energía se multiplica por 1000 y entran en un estado superior de conciencia.



5. 
Pueden leer la misma historia miles de veces y emocionarse como la primera vez en cada ocasión.


6. 
Cuando están a punto de terminar un libro pueden pasar noches enteras sin dormir e, incluso así, realizar hazañas extraordinarias.


7. 
El tiempo se detiene cuando descubren que el libro que estaban esperando está en la librería.


8. 
Si descubren que el libro que han prestado a un amigo está dañado, te recomendamos que huyas y rápido. Su furia no tendrá límites.



9.
 El aroma de un libro nuevo (o viejo) les concede súper poderes (¡confirmado!)


10. 
Tienen miles y miles de amigos, al menos uno por cada personaje ficticio al que aman.


11. 
Piensa en ellos cuando uno de sus personajes favoritos fallece. Recuerda que es un momento difícil y que un poco de helado de chocolate ayuda mucho.



12. 
Ofrecen las mejores recomendaciones de libros y pueden pasarse horas discutiendo los detalles más curiosos sobre sus lecturas.


13. 
Los adictos a la lectura son criaturas sobrenaturales hechas de pura magia, ilusión y fantasía ¡y tenemos que cuidarlos!



¿Hemos acertado, amigos lectores?

No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.