"Guía para toma colegios como Dios Manda", de Alejandro Borensztein.

"Una toma de colegio contra Pinochet era muy ambiciosa. Contra las hamburguesas era un papelón. ¿Contra los planes de estudio? Mmmm. Me parece que volcamos.

 

  Cuando pienso en todo esto, siempre recuerdo a un gran profesor de cuarto año, Eduardo Said, que engrosa la lista de profesores desaparecidos del Pellegrini durante los años de la dictadura.

  El primer día de clase, entró al aula y lo primero que dijo fue: “…que les quede claro que millones de obreros argentinos, que no pueden mandar a sus hijos a este colegio, trabajan para que ustedes sí puedan estudiar acá, y gratis. 

 No les voy a permitir de ninguna manera que pierdan el tiempo y malgasten el dinero del pueblo” 
.
  Le debo a ese señor una enseñanza imborrable: el verdadero significado del progresismo".

No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.