LA LECCIÓN DE LA MANADA DE LOBOS Y EL VERDADERO LIDERAZGO

Probablemente te hayas encontrado con esta fotografía antes, se trata de una manada de lobos en la que, según la descripción de la foto, se demuestra el gran espíritu de compañerismo, solidaridad y protección de los lobos salvajes, una especie que muchas veces es cazada y despreciada por el ser humano.



   Todos conocemos la expresión “macho alfa” pero siempre lo usamos de un modo totalmente equivocado. Efectivamente, tomamos la definición de “macho alfa” de las manadas de lobos, pero la aplicamos a personas que no se comportan de modo alguno como un verdadero macho alfa de una manada lobuna lo haría.

   En el imaginario social, cuando se trae el ejemplo de un macho alfa a nuestra sociedad, se trata siempre un hombre agresivo que impone sus ideas a la de los demás y establece su liderazgo por la fuerza, haciendo que todo se haga en beneficio a sus necesidades y sus deseos pasando por encima de todos los demás. Pero el verdadero macho alfa es otra cosa, y totalmente diferente, por cierto.

 Incluso hay un detalle que siempre se pasa por alto y que la gran mayoría desconoce: en las manadas de lobos el macho alfa no está sólo, también hay una hembra alfa a su lado.

   Y es que, entre los lobos, el liderazgo se ejerce en pareja: tanto el macho como la hembra de la pareja de poder son figuras de autoridad. Aunque no se suele hablar de ello, las decisiones de la hembra alfa son tan importantes para el conjunto de la manda como lo son las del macho alfa, y de hecho una hembra alfa puede influir y definir a toda una manada como en otra manada puede ser el caso de un macho. 

  Es una lástima la imagen tan violenta e irracional que tenemos de los lobos cuando son unas criaturas de las que podríamos aprender muchísimo. Y por eso analizaremos cómo se organizan, como se muestra en esta imagen:
 

   Los primeros 3 lobos que se ven en la imagen son los integrantes viejos o enfermos de la manada, ellos son los que dan el ritmo a los demás ya que si fuese al revés, probablemente irían quedando atrás del grupo perdiendo finalmente el contacto con el resto de la manada y en caso de una emboscada ellos serían los sacrificados. 



    Luego siguen los 5 lobos fuertes, dando cuerpo al equipo, le siguen el resto de los lobos de la manada y hacia el final un lobo solitario. Él es el alfa, él lo controla todo desde la parte trasera, desde allí puede ver la dirección del grupo y a todos los lobos de su manada. 

   La manada se mueve según el ritmo de sus ancianos ayudándose los unos a los otros, cuidándose el uno al otro.

   El tamaño de la manada es una señal de lo rica que es su base de presas durante el invierno cuando el bisonte es más restringido debido a la falta de alimento y la profunda capa de nieve.


  Es curioso como en la naturaleza encontramos un sistema social basado en la confianza, el respeto y la responsabilidad, y en una especia que siempre hemos tenido injustamente criminalizada.

  Un líder es un individuo seguro de si mismo capaz de mostrar con esa calma segura que lo tiene todo bajo control y si no lo tiene ahora, sabrá como hacerlo. La misión de un alfa está orientada principalmente a mantener la manada a salvo, unida y bien alimentada.

  El liderazgo no es un privilegio sino que es una responsabilidad, y eso quienes mejor lo saben hasta ahora no son los humanos, sino los lobos.

No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.