Un truco genial para que los niños aprendan a multiplicar de la forma más rápida y eficaz

Una de las cosas más difíciles de la escuela primaria, para la gran mayoría de los que la pasamos, siempre ha sido memorizar las tablas de multiplicar, ¿a quién no se le complicó más de una vez recitarlas de memoria sin equivocarse? 


 Del 1 al 5 la cosa va de maravilla, pero a la hora de tener que comenzar con la del 6 en adelante, la cuestión empieza a ponerse truculenta para más de un estudiante, ¿aún recuerdas esos tortuosos tiempos?


  Sin embargo, por fortuna...un poco tardía para todos los ya que pasamos por la escuela, aunque oportuna para todos los que están en ella todavía, existe una tabla que ojalá nos hubieran dado a conocer en nuestros tiempos o al menos la base de su increíble uso, creo que muchos nos hubiéramos evitado el repetir curso. Esta tabla mágica ayuda a los pequeños a aprender con más facilidad que tabla a tabla, estamos hablando nada más y menos que de la tabla de Pitágoras para multiplicar.


  El truco quizás muchos ya lo conozcan pero habrá padres que agradecerán que compartas este artículo, quizás en estos momentos se encuentran batallando con sus pequeños para enseñarles las tablas. Pero su problema se solucionará casi como por arte de magia, pon mucha atención y aprende:

  En la siguiente tabla, podemos mirar que en la primera fila y en la primera columna vienen representados los números del 1 al 10. El resto de columnas o filas contienen resultados de las multiplicaciones. De este modo, si cruzamos ambas coordenadas tendremos el resultado de la multiplicación.

  Por ejemplo: si de la primera columna tomamos el 3 junto con el 6 de la primera fila, en el punto en que se cruzan se encuentra el resultado que es 18.


  Claro que antes de comenzar con el aprendizaje de la talla de Pitágoras es importante que el pequeño identifique lo que es una multiplicación y en que consiste, también debe de dominar sumas y restas.

 Recuerda que el aprendizaje no tiene que ser precisamente pura seriedad, los niños aprenden más jugando y motivándolos. Explícales que una multiplicación es la suma sucesiva del mismo número, por ejemplo: 4×3, significa cuatro veces el tres, o sea, 3+3+3+3.

  Debes comenzar de lo sencillo a lo complejo para que se les facilite el aprendizaje y se sientan listos para utilizar por si solos la tabla de Pitágoras. Además, no quieras que aprendan las 10 tablas en un solo día, ve de poco a poco.



 También es importante que recuerdes que aprenden de manera visual la propiedad conmutativa, es decir, el resultado es igual si multiplicamos 2×6 que si multiplicamos 6×2.

  El pensamiento lógico se activa cuando los niños encuentran patrones y simetrías en la tabla, por ejemplo en la siguiente imagen podemos observar que se forma un rectángulo formado por el mismo número de casillas que la multiplicación que nos piden, que en este caso es 5×3.



  El aprendizaje se facilita cuando permitimos a los niños manipular y experimentar. Esperamos que este truco te sea útil para enseñar a tus hijos a aprender las tablas de multiplicar. Si conocer alguna otra manera que quieras compartir con los padres, déjanos tus comentarios, estaremos encantados de leer tus ideas.

Comparte este artículo  si te pareció útil 



Fuente: ideasconmuchoestilo y Samantha Olivares para Porquenosemeocurrio

No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.