SERÉ BREVE: VEN

 
   ...porque temo a las noches sin ti.


   Seré breve: bésame. 
   Como se besan los mares y las orillas cuando nadie los mira, y seducen las olas las arenas del mundo en un vaivén de roces como labios de sal.


   Seré aún más breve: abrázame. 
Porque es una hoguera de amor la ronda de tus brazos, como es la luna un hechizo de giros que hace danzar los mares, en un compás misterioso de silencios ancestrales, que teje los vientos, que amasa el mundo con sus caricias desde antes de los tiempos.


  Seré todavía más breve: bailemos.
  Bailemos en la noche, bailemos en las arenas.    
  Bailemos en la cama. Bailemos y dancemos con los pies de los sueños y la gracia de los astros. Bailemos mientras bailamos alrededor del sol y mientras el sol baila con nosotros surcando los abismos de la noche. Suspiros de melodías y los perfumes de nuestros cuerpos, como cuerdas de diestros instrumentos, para ser los acordes de nuestros mareos en los vértigos de tu mirada y mi mirada en ti reflejada.

   Seré urgente: ámame. 
   Avanza la noche y estás lejana. Aún los astros tienen sus huellas cansadas buscándote para el baile, y los giros de la luna se vuelven torpes sin la luz de tu mirada que la guíe, y los mares se mueren quietos y las orillas sedientas esperan tu llegada.

   En vilo los cielos me acompañan a esperarte.

   Ven. Bésame. Y enciende el mundo con tus labios.

- Jacques Pierre, del libro "Declaro el estado de poesía permanente"

No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.