LOS 43 PROVERBIOS ÁRABES MÁS HERMOSOS

Los proverbios árabes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y reflexión de los antiguos sabios árabes. Muchas son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo árabe en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.


#1
 Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.

  #2
Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.

  #3
La crueldad es la fuerza de los cobardes.

  #4
El hombre no puede saltar fuera de su sombra.

  #5
El que tiene salud tiene esperanza, y el que tiene esperanza es dueño de todo.

  #6
El tesoro que no se gasta se aprovecha poco.

  #7
La economía es media alimento para la vida.

  #8
La primera luna después del matrimonio es la de miel, y las que le siguen de amargura.

  #9
Las mejores visitas son las más cortas.

 #10
Nunca aconsejes en público.

 #11
Sé amigo de ti mismo y lo serás de los demás.

  #12
Si un negocio te abruma por el principio, comiénzalo por el fin.

 #13
Sólo las mulas niegan su familia.

  #14
Un corazón tranquilo es mejor que una bolsa llena de oro.

  #15
Un mediano bienestar tranquilo es preferible a la opulencia llena de preocupaciones.

  #16
Una pérdida clara es muchas veces mejor que una lejana y problemática ganancia.

  #17
Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas.

  #18
La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía.

  #19
Los ojos no sirven de nada a un cerebro ciego.

  #20
Castiga a los que tienen envidia haciéndoles bien.

 #21
El hombre que no sabe sonreír, no debe abrir tienda.

  #22
Si un hombre te dice que pareces un camello, no le hagas caso; si te lo dicen dos, 
mírate un espejo.

  #23
No abras los labios si no estás seguro de lo que vas a decir, es más hermoso el silencio.

  #24
Si te aplauden, nunca presumas hasta saber quien aplaudía.

  #25
Es mejor encender una luz que maldecir la oscuridad.

  #26 
Los accidentes en el mundo son más numerosos que las plantas de la Tierra.

  #27
Si tienes un amigo, visítalo con frecuencia pues las malas hierbas y las espinas invaden el camino por donde nadie pasa.

  #28
Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan.

  #29
Yo me quejaba porque no podía comprarme zapatos, hasta que conocí a un hombre que no tenía pies.

 #30
No hay sustituto para la experiencia.

  #31
Actuar es más elocuente que hablar

  #32
Cuando otro sufre, es madera que sufre. Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.

  #33
Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.
 
 #34
El amor de un hombre por una mujer se desvanece como la luna, pero el amor de un hermano por un hermano es permanente como las estrellas y perdura como la palabra del profeta.

  #35
El que no sabe que no sabe, es un necio; apártate de él. El que sabe que no sabe, es sencillo; instrúyelo. El no sabe que sabe está dormido; despiértalo. El que sabe que sabe, es sabio; síguele.

  #36
El suspiro de una joven se oye desde más lejos que el rugido de un león.


  #37
En la abundancia de agua, el tonto tiene sed.

  #38
Hasta la raíz más pequeña encuentra su leñador.
 #39
La conjetura del sabio es más sólida que la certeza del ignorante.

  #40
Luego que has soltado la palabra, ésta te domina. Pero mientras no la has soltado, eres su dominador.

  #41
Ten buena memoria, si eres mentiroso.

 #42
 El que busca un amigo sin defectos se queda sin amigos.
 #43
Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo.

  

4 comentarios:

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.