Un profesor español, entre los diez que se disputan el Nobel de los maestros

 David Calle, creador del canal educativo Unicoos, opta al Global Teacher Prize 2017




   David Calle es el vivo ejemplo de una persona que se desvive por la enseñanza. Ingeniero de carrera, decidió abrir su propia academia educativa cuando se quedó sin trabajo, hace 15 años. Y hace poco más de un lustro, en mayo de 2011, preocupado por no poder atender a sus alumnos fuera de las aulas –y también por las muchas familias que no podían permitirse pagar una academia o un profesor particular debido a la crisis- empezó a subir sus primeros vídeos educativos a YouTube. A partir de ahí, el éxito fue tal que ya no pudo dejar de hacerlo.

Acumula más de 100 millones de visitas y cuenta con más de 700.000 suscriptores.
  Sólo hay que echar un vistazo a las cifras. Unicoos, el canal educativo que creó, es una referencia en el sector de la educación. Acumula más de 100 millones de visitas y cuenta con más de 700.000 suscriptores. En él se pueden encontrar hasta 700 vídeos de matemáticas, física, química y tecnología en los que se facilitan desde teoría, hasta ejercicios resueltos o modelos de exámenes. YouTube calcula que entre 20 y 30 millones de estudiantes han visto alguna vez los vídeos colgados en Unicoos.


  Este trabajo le ha valido a David varios reconocimientos. Entre ellos, el de Youtuber del año de los Premios Bitácoras, que recibió en 2016. Antes, en 2015, Unicoos fue elegido por Google como el canal con mayor impacto social de España. Y ahora, a este entregado profesor le llega otra nueva distinción. Y es que se ha clasificado entre los diez finalistas para ganar el Global Teacher Prize 2017, lo que vendría a ser el Nobel de los maestros. Un premio que ofrece la Varkey Foundation, que está dotado con un millón de dólares y del que este año se celebra su tercera edición. Calle ha sido escogido entre 20.000 nominaciones y solicitudes de 179 países del todo el mundo.

 “Estoy en shock, contentísimo”, explica a La Vanguardia. “Y es que no me considero ni el mejor profesor de mi pueblo, o sea que imagínate”, esgrime. “Que me digan ahora que estoy entre los diez mejores profesores del mundo me parece una pasada”, remata.

  Calle cree “que el hecho de ser el único profesor online, y el único que se sale un poco de la imagen habitual de un maestro”, quizás haya contribuido a que se encuentre ahora entre la terna de finalistas. “Yo no ayudo ni a 50 ni a 100 chavales. Mi proyecto no es local. Ayudo a millones, y a lo mejor eso les ha tocado la fibra”, arguye.

  Este profesor madrileño dice estar “obsesionado” por dar a sus alumnos virtuales –también a los que tiene en su academia, situada en Velilla de San Antonio, un pequeño pueblo a las afueras de Madrid- todo lo que le piden por la red. Un trabajo, el que ofrece por internet, que asegura que brinda “gratis”. Y eso a pesar de los millones de visitas que recibe su canal. “En el fondo son cuatro millones de visitas al mes, que es lo que tiene elrubius [youtuber famoso] en un solo día”, señala. “Yo, con esas visitas, hay veces que puedo pagar los autónomos y poco más”, agrega.

  Es tal la vocación que este profesor tiene por la enseñanza, que todo su tiempo libre lo dedica a Unicoos. “Es imposible parar. Si te pones a leer los comentarios de los padres, de los profesores y de los chavales te preguntas: ‘¿cómo no ayudarles?’¡Son tan cariñosos!”.

  Calle entiende que lo que está viviendo ya es todo un premio en sí mismo. “Gracias a esto, a Unicoos se le van a abrir muchas puertas que siempre han estado cerradas. Nadie ha apostado nunca por nosotros”, denuncia.

  Pero si llegara el premio, obviamente, estaría encantado. “Podría hacer todo lo que siempre he querido”, subraya. En este sentido, tiene claro a qué destinaría el dinero: “Podría contratar a más profesores, colgar vídeos de asignaturas que yo no domino, grabar vídeos de primaria, universitarios, podría hacer que Unicoos creciera de verdad. Sería una pasada”.

  Con esta nominación, Calle sigue los pasos de César Bona, otro reconocido profesor español que ya optó a este galardón en la edición de 2015, aunque Bona no entró en la terna definitiva de los 10 candidatos finalistas. La profesora norteamericana Nancie Atwell fue la ganadora de la primera edición, mientras el año pasado el galardón recayó en la profesora palestina Hanan Al Hroub. Ojalá el próximo 19 de marzo, día en el que se fallará el premio en Dubái, el nombre de David Calle sea el que anuncie el jurado.

No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.