EL DÍA QUE ILLÍA ECHÓ A ROCKEFELLER DE LA ARGENTINA, artículo histórico

  "Unos meses antes del golpe del ’66, vino a verme el banquero David Rockefeller. El hombre quería radicar el Chase Manhatan en Argentina (hablamos por medio de un interprete). En un momento dado me sugirió que debíamos cambiar tales y cuales puntos de la ley de bancos para que ellos pudieran radicarse entre nosotros. 
Fuente: Lo que no dije


  Molesto, le dije al interprete: pregúntele al señor Rockefeller que pensaría si el banquero argentino le exigiera al presidente de EE.UU que cambie la ley de reserva federal para invertir en ese país, cuando escuchó la traducción Rockefeller se ruborizo, aunque no me crea, le aseguro que se ruborizó. 

  Yo no le di tiempo para que balbuceara excusas, por lo que me di vuelta hacia el intérprete y le dije: 

 — Dígale al señor Rockefeller que esta audiencia ha concluido. 

  Tres meses mas tarde fui derrocado por la city (por esas 40 manzanas que rodean la casa de gobierno con el apoyo de algunos sectores sociales y el peronismo) Rockefeller radico el Chase Manhatan, y Ongania, obviamente, reformó la ley de bancos, siguiendo punto por punto las sugerencias que me había hecho el señor Rockefeller...".

— Arturo Umberto Illia

El premio Nobel Federico Leloir, según cuenta Marcos Aguinis, tuvo el coraje de refutar a quienes pretendieron disminuir la herencia de Arturo Illia expresando:” la Argentina tuvo una brevísima Edad de Oro en las artes, la ciencia y la cultura: fue de 1963 a 1966”.


No hay comentarios

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.