LOS PITUFOS SERÍAN COMUNISTAS SEGÚN UNA PROFESORA DE HISTORIA

A una profesora de historia de Montevideo, Uruguay, le pareció que la vida de Los Pitufos era lo más parecido a una sociedad marxista leninista y a la hora de escribir un libro para escolares, utilizó esa imagen a la hora de definir al comunismo.



Fuente: La Nación

 En el año en el que la central sindical uruguaya anunció la celebración del centenario de la Revolución Rusa, al conocerse el contenido del libro, se desató un escándalo político, lo que derivó en un análisis interno de las autoridades de la educación pública.

 La autora del material de estudio escolar ya había estado en el ojo de la tormenta política cuando se conoció un libro anterior en el que se refería a historia reciente con ácidas críticas a los gobiernos de los partidos Colorado y Nacional.


¿Los pitufos son comunistas?


  "Quizá te ayude el siguiente ejemplo para acercarte a la idea de sociedad comunista. ¿Conoces a Los Pitufos? Son una comunidad que vive en una aldea. Todos tienen acceso a la vivienda. Nadie pasa hambre. El pozo de agua es para uso colectivo, no es de nadie y es de todos. Todos tienen obligaciones con la comunidad, por ejemplo el ocuparse de aquello que saben hacer, Pitufo cocinero cocinará, Pitufo carpintero arreglará lo que se rompa, y así cada uno de la comunidad aporta con su trabajo y recibe del trabajo de los demás. El comunismo podría ser una situación similar", dice la profesora Silvana Pera en la parte del libro en el que aborda ese tema, lo que ilustra con los personajes creados por el dibujante belga Peyo, un retrato de Vladimir Ilich Uliánov "Lenin" y otras imágenes de la Revolución Rusa


  Legisladores de la oposición cuestionaron el caso y anunciaron que harían acciones parlamentarias, con el argumento de que la historiadora procura inducir a los escolares a una simpatía hacia el comunismo.

  En la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), el consejero que representa a los docentes, Robert Silva, hizo un planteo para considerar el caso.

 La directora de Enseñanza Primaria, Irupé Buzzetti, aclaró en los medios locales que el libro no se usa en escuelas públicas y que es utilizado en colegios privados.

 
 La Editorial Índice, responsable del libro, respondió a las críticas a través de un comunicado y defendió la utilización de la imagen de los "Pitufos" para ilustrar sobre los valores del comunismo.

  "Tienen que entender que con chiquilines no se puede profundizar de la misma manera que con gente adulta", dijo la directora de la editorial, Adriana Fernández, molesta por los cuestionamientos, porque a su juicio la lectura hecha de su libro "se sacó de contexto"

  "El libro presenta al comunismo como algo idílico; en la práctica tiene más muertes que el Holocausto" dijo el principal senador de oposición, Luis Lacalle Pou, al programa radial "Suena Tremendo (810am)".

  En redes sociales el tema generó áspero debate y también circularon bromas, como un video con "los pitufos" cantando el himno comunista "La Internacional".

Aquí vemos a los pitufos, evidentemente entonando la marcha comunista, "La internacional"
 




4 comentarios:

  1. El comunismo per se no es malo, no le veo problema a la comparación

    ResponderEliminar
  2. El comunismo no es malo. Seguro, el problema esta en los que tratan de usarlo para sin saber casi siempre en que consiste, usarlo para sus intereses.

    ResponderEliminar
  3. El comunismo no es malo. Seguro, el problema esta en los que tratan de usarlo para sin saber casi siempre en que consiste, usarlo para sus intereses.

    ResponderEliminar
  4. El comunismo es la doctrina del amor a base de odio, un ensayo de fraternidad, a base de GUERRA DE CLASES, una tentativa de de liberacion racionalista, a base de DOGMAS, una escuela de libertad, a base de tirania.......es el nido de serpientes de donde surgieron los mayores genocidas de la historia, hoy sus lideres y seguidores hipocritamente se autodefinen paladines de los derechos humanos, pero SOLAMENTE SI ERES DE IZQUIERDA...SON LA VIVA HIPOCRESIA

    ResponderEliminar

El Club de los Libros Perdidos. Con la tecnología de Blogger.