¡Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los que soñamos entrelíneas!


martes, 8 de marzo de 2016

"LAS LEYES FUNDAMENTALES DE LA ESTUPIDEZ HUMANA"

CompartirCompartir
RESUMEN DEL LIBRO "ALLEGRO MA NON TROPPO" de Carlo M. Cipolla“Tengo la firme convicción, avalada por años de observación y experimentación, de que los hombres no son iguales, de que algunos sonestúpidos y otros no lo son.”



LAS LEYES FUNDAMENTALES DE LA ESTUPIDEZ HUMANA 
   
La Primera Ley Fundamental: " Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo". 

La Segunda Ley Fundamental: " La probabilidad de que una persona determinada sea estúpida es independiente de cualquier otra característica de la misma persona". 

La Tercera Ley Fundamental: " Una persona estúpida es una persona que causa daño a otra o grupo de personas sin obtener, al mismo tiempo, un provecho para sí, o incluso obteniendo un perjuicio". 

La Cuarta Ley Fundamental: " Las personas no estúpidas subestiman siempre el potencial nocivo de las personas estúpidas. Los no estúpidos, en especial, olvidan constantemente que en cualquier momento y lugar, y en cualquier circunstancia tratar y/o asociarse con individuos estúpidos se manifiesta infaliblemente como un costosísimo error". 

La Quinta Ley Fundamental: " La persona estúpida es el tipo de persona más peligroso que existe. El estúpido es más peligroso que el malvado". 



CATEGORÍAS FUNDAMENTALES DE PERSONAS 

Todos los seres humanos están incluidos en una de estas cuatro categorías fundamentales: los incautos, los inteligentes, los malvados y los estúpidos. 

Los Incautos: Podemos recordar ocasiones en que un individuo realizó una acción (es decisivo que sea él quién la inicie), cuyo resultado fue una pérdida para él y una ganancia para nosotros: habíamos entrado en contacto con un incauto. 

Los Inteligentes: Igualmente nos vienen a la memoria ocasiones en que un individuo realizó una acción de la que ambas partes obtuvimos provecho: se trataba de una persona inteligente. Una persona inteligente puede alguna vez comportarse como una incauta, como puede también alguna vez adoptar una actitud malvada. Pero, puesto que la persona en cuestión es fundamentalmente inteligente, la mayor parte de sus acciones tendrán la característica de la inteligencia. En determinadas circunstancias una persona actúa inteligentemente, y en otras circunstancias esta misma persona puede comportarse como una incauta. La única excepción importante a la regla la representan las personas estúpidas que, normalmente, muestran la máxima tendencia a una total coherencia en cualquier campo de actuación. 

También te puede interesar: 20 frases cínicas de Charles Bukowski

Los Malvados: Todos nosotros recordamos ocasiones en que, desgraciadamente, estuvimos relacionados con un individuo que consiguió una ganancia causándonos perjuicio a nosotros: nos encontramos frente a un malvado. Existen diversos tipos de malvados; el malvado perfecto es aquél que con sus acciones causa a otro pérdidas equivalentes a sus ganancias. Otro tipo de malvados son aquellos que obtienen para sí ganancias mayores que las pérdidas que ocasionan en los demás, esos son deshonestos y con un grado elevado de inteligencia, pero la mayoría de los malvados son individuos cuyas acciones les proporcionan beneficios inferiores a las pérdidas ocasionadas a los demás. Este individuo se situará muy cerca del límite de la estupidez pura. 


  Los Estúpidos: Nuestra vida está salpicada de ocasiones en que sufrimos pérdidas de dinero, tiempo, energía, apetito, tranquilidad y buen humor por culpa de las dudosas acciones de alguna absurda criatura a la que, en los momentos más impensables e inconvenientes, se le ocurre causarnos daños, frustraciones y dificultades, sin que ella vaya a ganar absolutamente nada con sus acciones. Nadie sabe, entiende o puede explicar por qué esta absurda criatura hace lo que hace. En realidad no existe explicación -o mejor dicho- solo hay una explicación: la persona en cuestión es estúpida. La mayoría de las personas estúpidas son fundamentalmente y firmemente estúpidas, en otras palabras, insisten con perseverancia en causar daños o pérdidas a otras personas sin obtener ninguna ganancia para sí, sea esto positivo o negativo. Pero aún hay más. Existen personas que con sus inverosímiles acciones, no solo causan daños a otras personas, sino también a sí mismos. Estas personas pertenecen al género de los super estúpidos. 
 
EL PODER DE LA ESTUPIDEZ Como ocurre con todas las criaturas humanas, también los estúpidos influyen sobre otras personas con intensidad muy diferente. Algunos estúpidos causan normalmente perjuicios limitados, pero hay otros que llegan a ocasionar daños terribles, no ya a uno o dos individuos, sino a comunidades o sociedades enteras. La capacidad de hacer daño que tiene una persona estúpida depende de dos factores principales: del factor genético y del grado de poder o autoridad que ocupa en la sociedad. 

   Nos queda aún por explicar y entender qué es lo que básicamente vuelve peligrosa a una persona estúpida; en otras palabras en qué consiste el poder de la estupidez. 

   Esencialmente, los estúpidos son peligrosos y funestos porque a las personas razonables les resulta difícil imaginar y entender un comportamiento estúpido. 

    Una persona inteligente puede entender la lógica del malvado. Las acciones de un malvado siguen un modelo de racionalidad: racionalidad perversa, si se quiere, pero al fin y al cabo racionalidad. El malvado quiere añadir un "más" a su cuenta. Puesto que no es suficientemente inteligente como para imaginar métodos con que obtener un "más" para sí, procurando también al mismo tiempo un "más" para los demás, deberá obtener su "más" causando un "menos" a su prójimo. Desde luego, esto no es justo, pero es racional, y si es racional uno puede preverlo. 

   Con una persona estúpida todo esto es absolutamente imposible. Una criatura estúpida os perseguirá sin razón, sin un plan preciso, en los momentos y lugares más improbables y más impensables. No existe modo alguno racional de prever si, cuándo, cómo, y por qué, una criatura estúpida llevará a cabo su ataque. Frente a un individuo estúpido, uno está completamente desarmado. 

   Puesto que las acciones de una persona estúpida no se ajustan a las reglas de la racionalidad, de ello se deriva que generalmente el ataque nos coge por sorpresa incluso cuando se tiene conocimiento del ataque no es posible organizar una defensa racional, porque el ataque, en sí mismo carece de cualquier tipo de estructura racional. 

   El hecho de que la actividad y los movimientos de una criatura estúpida sean absolutamente erráticos e irracionales no sólo hace problemática la defensa, sino que hace extremadamente difícil cualquier contraataque. Hay que tener en cuenta también otra circunstancia. La persona inteligente sabe que es inteligente. El malvado es consciente de que es malvado. El incauto está penosamente imbuido del sentido de su propia candidez. Al contrario de todos estos personajes, el estúpido no sabe que es estúpido. Esto contribuye poderosamente a dar mayor fuerza, incidencia y eficacia a su acción devastadora. 

   Con la sonrisa en los labios, como si hiciese la cosa más natural del mundo, el estúpido aparecerá de improviso para echar a perder tus planes, destruir tu paz, complicarte la vida y el trabajo, hacerte perder dinero, tiempo, buen humor, apetito, productividad, y todo esto sin malicia, sin remordimientos y sin razón. Estúpidamente. 

    No hay que asombrarse de que las personas incautas, generalmente no reconozcan la peligrosidad de las personas estúpidas. El hecho no representa sino una manifestación más de su falta de previsión. Pero lo que resulta verdaderamente sorprendente es que tampoco las personas inteligentes ni las malvadas consiguen muchas veces reconocer el poder devastador y destructor de la estupidez. Generalmente, se tiende incluso a creer que una persona estúpida sólo se hace daño a sí misma, pero esto significa que se está confundiendo la estupidez con la candidez. 

SOCIEDAD Y ESTUPIDEZ .
   Sería un grave error creer que el número de estúpidos es más elevado en una sociedad en decadencia que en una sociedad en ascenso. Ambas se ven aquejadas por el mismo porcentaje de estúpidos. La diferencia entre ambas sociedades reside en el hecho de que en la sociedad en declive los miembros estúpidos de la sociedad se vuelven más activos por la actuación permisiva de los otros miembros. 

   Un país en ascenso tiene también un porcentaje insólitamente alto de individuos inteligentes que procuran tener controlada a la fracción de los estúpidos, y que, al mismo tiempo, producen para ellos mismos y para los otros miembros de la comunidad ganancias suficientes como para que el progreso sea un hecho. 

    En un país en decadencia, el porcentaje de individuos estúpidos sigue siendo igual; sin embargo, en el resto de la población se observa, sobre todo entre los individuos que están en el poder, una alarmante proliferación de malvados con un elevado porcentaje de estupidez y, entre los que no están en el poder, un igualmente alarmante crecimiento del número de los incautos.

lunes, 7 de marzo de 2016

17 frases de mujeres sobre mujeres

CompartirCompartir
"Ella camina silenciosamente, pero, bajo ese aspecto tranquilo, es todo furia, pura energía eléctrica. La mujer común es tan común como una tormenta."
― Judy Grahn





"No se nace sino que se deviene mujer."
―Simone de Beauvoir 



"Las mujeres no miden jamás los sacrificios; ni los suyos, ni los de los demás."
―Germaine de Staël




"¿Por qué, por qué la naturaleza de la mujer ha de ser tal que tenga que ser siempre un hombre el eje de su vida?"
― María Luisa Bombal



" La historia del progreso está escrita con la sangre de hombres y mujeres que se han atrevido a abrazar una causa impopular, como, por ejemplo, el hombre negro al derecho de su cuerpo, o el derecho de la mujer a su alma. "  ― Emma Goldman 




"Todo es mucho más sencillo cuando tienes una mujer a tu lado. Parece mentira, pero te crees capaz de cualquier cosa. Y no te das cuenta, hasta que la pierdes...De hasta qué punto te apoyabas en ella."
― Laura Gallego García



‎"Para que la mujer llegue a su verdadera emancipación debe dejar de lado las ridículas nociones de que ser amada, estar comprometida y ser madre, es sinónimo de estar esclavizada o subordinada. " 
 ― Emma Goldman 




"Para las mujeres el mejor afrodisíaco son las palabras. El punto G está en los oídos; el que busque más abajo está perdiendo el tiempo."
― Isabel Allende 



"El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres."
― Simone De Beauvoir



" Muchas veces pienso que nosotros, los revolucionarios, somos como el sistema capitalista. Sacamos de los hombres y mujeres lo mejor que poseen, y después nos quedamos tan tranquilos viendo cómo terminan sus días en el abandono y la soledad. "
― Emma Goldman



"Un hombre hace lo que puede. Una mujer hace lo que el hombre no puede."
― Isabel Allende 






"Las mujeres han servido durante todo este siglo como espejos que poseyeran el poder de reflejar la figura del hombre a un tamaño doble del natural." 
― Virginia Woolf



"Creo que será verdaderamente glorioso cuando las mujeres sean personas realmente auténticas y tenga todo el mundo abierto a ellas."

― Karen Blixen



"Las mujeres con pasado y los hombres con futuro son las personas más interesantes."
― Chavela Vargas



"El testimonio de las mujeres es ver lo de fuera desde dentro. Si hay una característica que pueda diferenciar el discurso de la mujer, es ese encuadre."
― Carmen Martín Gaite



 "Una mujer que es amada siempre tiene éxito."
― Vicki Baum


"Me atrevería a aventurar que Anónimo, que tantos poemas escribió sin firmarlos, era a menudo una mujer".
― Virginia Woolf



El crimen de Marina y María José en Ecuador #Viajosola: A mí me mata el asesino - Por María Fernanda Ampuero

CompartirCompartir



>


Un médico argentino calificó como “víctimas propiciatorias” a las dos chicas asesinadas en Montañita. 

    
La escritora ecuatoriana María Fernanda Ampuero escribe sobre la violencia de género más allá de la situación y del lugar del mundo por donde se ande.



  Yo 


  Cuando tenía ocho años, el hijo adolescente de unos amigos de la familia me molestó. Sexualmente. No hubo violación ni forcejeo. Ni desnudez o gritos aplastados por la mano grande de un mayor.   Nada de eso.   Pero él era ya un hombre y yo absolutamente niña y me pidió besos en la boca y que fuera su novia y se arrodilló para estar a mi altura y se acercó a mí hasta que pude oler su aliento –que ahora huelo con el mismo miedo- y me arrinconó contra un mueble y el pomo se me clavó en la espalda causándome más dolor y me pidió besos.

   “Para el amor no hay edad”, repitió. “Para el amor no hay edad” y luego me llevó al closet y ahí no había luz y yo le dije, mucho, que por favor me dejara ir y él que no tuviera miedo, que fuera buena, y me tocó la cara, el pelo, y me dijo que por qué no quería ser su novia si yo era muy bonita y yo le gustaba mucho y por qué él no me gustaba a mí y lo iba a hacer sentir triste si no le daba un beso.   Imagino mi mirada y el desconcierto. Ningún niño, ninguna niña, debe vivir ese miedo inexplicable, un miedo adulto que te sume en la confusión: a lo sexual, a excitarse y excitar. No, joder, los niños tienen que reír y ser niños y asustarse con cosas que asustan a los niños como fantasmas, no sexos erectos.    
   Malditos sean todos.  



   Lo que vino después lo tengo borroso. ¿Un ruido? ¿Me escabullí por debajo de su brazo? Sé que escapé escaleras abajo como esos animalitos a los que niños crueles han estado torturando con encendedores y que no paré de correr hasta estar metida debajo de las colchas entre mi mamá y mi abuela.


Sé que lo conté temblando y llorando y que ellas, mujeres como yo, intentaron convencerme de que aquello no había sido importante: es un chico juguetón. Sí, eso es lo que pasó.

Olvídalo María Fernanda, entiérralo treinta años.

¿Será (o es que soy idiota y no lo entiendo) que a veces las madres tienen más miedo de que se ofendan sus maridos, padres, hijos, hermanos, amigos, cuñados que decirles: oye, tú estás abusando sexualmente de mi niña?
Debe ser lo primero: yo soy idiota.  

No. No me violaron. Nunca me han violado. Pero esa tarde, apenas unos minutos después de que hiciera trenzas en la cola multicolor del caballo de la Rainbow Bright, un hombre mató mi inocencia.

No estaba en Montañita, no estaba en un país lejano, no estaba siendo imprudente, no “viajaba sola”, ni siquiera había salido de mi casa, mi mamá estaba ahí cerca, me rodeaba todo lo que consideraba seguro del mundo. Las paredes rosadas, las estanterías con peluches y libros de pintar.

Tenía ocho años.

Mi única “culpa” fue haber nacido con una vagina en medio de las piernas.

Pero quién sabe, seguro que alguien piensa: vaya con estas, siempre inquietando a los hombres, desde pequeñitas, qué problema. Algo habrá hecho esa mosquita muerta para forzar a ese chiquillo, un jovencito de su casa, a decirle esas tonterías, cosas inocentes, ¿Qué mal pueden hacer? Él estaba jugando, ¿Cómo van a creer que tuviera malas intenciones? Por favor, sólo en la sucia cabeza de esa niña que ya no sabe qué inventar para llamar la atención.

Es “teatrera”. Esa era la palabra que a partir de entonces usaban para referirse a mí: teatrera.

Se solían reír de la teatrera. 

Nadie nunca dijo nada. Mis padres y sus padres siguieron siendo tan amigos, viéndose muchísimo, lo que significa que yo tuve que seguir viéndolo  a él aunque en cada fiesta me arrinconara en una esquina, como un conejito en un salón lleno de lobos. Me convertí en una niña más triste. En una adolescente más rebelde. En una mujer más desencantada. Lo que pasó, pasó dos veces: la primera ahí, en ese closet oscuro, y la segunda frente a mi familia, que no hizo nada. Mentira. Que se fue al bando de los malos. 

Violencia sobre violencia: si no te defienden es que algo habrás hecho.

video

 2 Viajo

La atrocidad del mundo, esa que rompe el corazón de las niñas, no me es ajena. Hace demasiados años que perdí la ingenuidad y el buenrollismo perpetuo. No confío en todos y en todas. No creo que todos somos hermanos. No hablo en diminutivitos. No soy Flanders, el de Los Simpsons.

Puedo ser una mierda y lo soy cuando quiero.

Soy ecuatoriana, guayaquileña para más señas: sé que hay que tener doscientos ojos cuando andas por la calle. Cien de ellos en la cartera, los otros cien en el culo. Por viajera, por turista, por mujer, por extranjera, por latinoamericana, por hija de mi papá, por inmigrante, por sabiduría popular, porque me han pasado muchas cosas jodidas en la vida, sé andar alerta.

Dicho esto, creo con la fe de los santos que hay más gente buena que mala. Y creo también que este mundo me pertenece, no sólo a los hombres, no sólo a las mujeres que viajan con hombres.

No: a mí, me pertenece a mí, mujer que viaja sola.

Prefiero vivir que no vivir. Y para mí, y para toda la gente que amo, vivir significa salir, viajar, hablar, escuchar, probar, descubrir, mirar, conocer, maravillarse, experimentar. Es decir, eso que algunos llaman correr riesgos.

Sí, es un mundo asqueroso este que permite que algunas chicas no volvamos a casa después del viaje de nuestras vidas, pero es más asqueroso el que tengamos miedo siquiera de emprenderlo.

Yo no voy a dejar de ir a ningún Montañita que me apetezca sólo porque digan que estoy buscando la muerte. No, es lo contrario, estoy buscando la vida. La muerte me la dan aquellos delincuentes que ustedes, señor jefe de policía, señor ministro de Justicia, señor presidente o quién sea que esté encargado de detenerlos no han podido detener.

Voy a decirlo más clarito por si alguien tiene problemas neuronales: a mí me mata el asesino, no el que yo viaje sola.

Yo no soy tan imbécil –aunque sea mujer no soy imbécil- como para buscar la muerte, señores, y menos en un paraíso como Ecuador. En mi Ecuador se busca la vida: ¡hay tantísima! El problema es que si los violadores y asesinos campean a sus anchas si una busca vida, va a encontrar muerte aunque no quiera, ¿o me equivoco?

Yo no voy a dejar de ir a Montañita ni a donde me salga de los ovarios sola, aunque ahora dicen que ese fue el “crimen” de Marina y María José. Ir “solas”, aunque eran dos y, aunque yo soy de letras y bastante tarada con los números, me parece que uno más uno es dos, pero en fin.

Solas.

¿Necesitaban, entonces, un chaperón para que no las mataran? ¿Por qué la policía no cuenta con un servicio de chaperones para turistas solas? Así nos quitamos el problema de encima, ¿no? ¿En vez de perseguir a los delincuentes vigilamos que las locas que viajan solas no “hagan de las suyas” con sus bikinis y sus apetitos salvajes? Oye, es una idea. Y una más: cambiamos el eslogan “Ecuador ama la vida” por “Ecuador ama la vida, pero acompañada”.

Queda más genuino.


  

3


Sola


Una de las cosas más bestiales que he leído sobre la violación está en el libro Teoría King Kong de la escritora francesa Virginie Despentes. A Virginie y a una amiga las violan de jóvenes al volver haciendo autostop de un concierto. La agresión física y sexual es muy violenta y ambas adolescentes quedan tan traumadas que ni siquiera entre ellas hablan de lo que pasó. Un día, Virginie lee en una revista a la escritora feminista Camille Paglia: “Es un riesgo inevitable, es un riesgo que las mujeres deben tener en cuenta y correr si quieren salir de sus casas y circular libremente. Si te sucede, levántate, dust yourself, desempólvate, y pasa a otra cosa. Y si eso te da demasiado miedo, entonces quédate en casa de mamá y ocúpate de hacerte la manicura”.

Virginie Despentes dice más:  

“Camille Paglia es, sin duda, la más controvertida, de todas las feministas americanas. Propone pensar la violación como un riesgo inevitable, inherente a nuestra condición femenina. Una libertad increíble de des-dramatización. Sí, habíamos salido afuera, a un espacio que no era el nuestro. Sí, habíamos sobrevivido en lugar de haber muerto. Sí, estábamos en minifalda solas sin un tío que nos acompañara, de noche, sí, habíamos sido idiotas, y débiles como las niñas aprenden a serlo cuando las agreden. Sí, eso nos había ocurrido a nosotras, pero por primera vez comprendíamos lo que habíamos hecho: habíamos salido de casa, porque en casa de papá y mamá no pasaba nada interesante. Habíamos corrido el riesgo, habíamos pagado el precio (…) Paglia nos permitía imaginarnos como guerrilleras, no tanto responsables personalmente de algo que nos habíamos buscado, sino víctimas ordinarias de algo que podíamos esperar cuando se es mujer y se quiere correr el riesgo de salir al exterior”.

Al principio me chocó muchísimo leer esto de Paglia y de Despentes, pero luego de varias lecturas y de pensarlo mucho comprendí que en el mundo pasan cosas salvajes, innombrables, que pensar lo contrario es de tontitas y tontitas no somos ninguna, pero que no es el mundo el problema, sino las bestias que habitan en él –en Montañita y en Londres y en Buenos Aires- y que no por eso vamos a quedarnos encerradas en casa.

No. No. No. Mil veces no.


¿Saben lo que vamos a hacer? Vamos a exigir que hagan del mundo un lugar más seguro para nosotras en lugar de echarnos la culpa por querer conocer un mundo que, dicen, no es seguro para nosotras.   No es culpa nuestra que ustedes no hagan su trabajo.   No es culpa nuestra la ineptitud de ponga aquí el nombre de quien gobierne.   No es culpa nuestra la delincuencia.   No es culpa nuestra el machismo.   No es culpa nuestra que nos maten.   No es culpa nuestra que nos maten.   No es culpa nuestra que nos maten.   

Me llamo María Fernanda y yo viajo sola.   Por mí.   Por Marina y María José.   

Por todas nosotras: #yoviajosola.  



Ven a dormir...

CompartirCompartir





...una tormenta de suspiros y sábanas, un amanecer de besos y calores.

Ven a dormir conmigo, tú que de mis sueños no te quitas,
(¿y cómo habrías de hacerlo si eres el sueño de mi vida?),
ven a dormir conmigo, tú que conviertes las noches en soles.

Yo no te amo porque eres tú, ni te amo porque seas mía,
no te amo por ser tuyo, ni por tus cabellos ni por tus besos.
Te amo porque es cielo el cielo,
te amo porque son ciertas las estrellas,
te amo porque el mar besa la orilla,
te amo como la flor que besa al viento,
te beso como besa al agua el sediento.

¿Cómo no he de amarte, amada mía,si es en tu lecho que he conocido la vida?


Nací, como muchos antes,
quizás incluso tuve otras vidas errantes,
tristes, solitarias, sin ancla, sin vela ni caminos,
¿pero acaso no llega todo fiel a su destino?

El amor nos hará, erigirá en nuestros labios su templo,
desandará lo que sabía de amar, antes de conocernos,
dirá acaso: "¡he sido tan poco de mí, ahora sé lo que es amar!",
o acaso el silencio sea reto y envidia a nuestra manera de besar...

Caminan las estrellas, gira el mundo. Así te amo.
Con toda la fuerza de lo obvio,
con el destino apretado en nuestros labios.
Nosotros haciendo los sueños la realidad del destino,
y a cada lado de la cama, el mundo, callado, muy lejano.

- Jacques Pierre


Del libro "Declaro el estado de poesía permanente": http://goo.gl/5FVAIu
O en Payhip: http://payhip.com/b/7N94
Sigue el enlace y disfruta de los primeros poemas ¡gratis!

Historia

CompartirCompartir
 Las siembras de libros son un proyecto que llevo adelante desde septiembre de 2011, al cual convoco desde la fanpage de Facebook “El Club de los Libros Perdidos”. La convocatoria la realizo desde la página organizando distintos eventos en cada ocasión para difundir las invitaciones e indicaciones puntuales del proyecto. Las fechas son los días 21 de marzo, 21 de junio, 21 de septiembre y 21 de diciembre de cada año. La actividad consiste en que todos los participantes escojan uno de sus libros y escriban en una sección visible del mismo la consigna y aviso de que el libro es dejado en la vía pública de modo anónimo y consciente, bajo el lema de El Club de los Libros Perdidos, la fecha y el pedido de que quien lo encuentre participe del proyecto dejando ese mismo libro (u otro) en la fecha de la siguiente siembra. Luego, quienes lo desean, comparten sus fotos, anécdotas y vídeos del momento de la siembra en la página, incluso muchos llegan a encontrarse con quienes lo encuentran cuando estos acuden a la página a comentar que encontraron un libro. La motivación principal tanto de la página como del evento son difundir e incentivar la lectura de un modo lúdico que pueda incluir a familias y a docentes junto con sus estudiantes, tanto como a quienes de forma casual encuentren el libro. 
Público destinatario: el público al que está dirigido el proyecto no es específico, aunque a través de la experiencia, sólo el público interesado en la lectura o con suficiente motivación por iniciarse en la misma ha recogido los libros y se los levó luego de leer las consignas inscriptas en su primera página.
Evaluación: La evaluación y repercusiones en general son muy buenas. La participación aumenta año a año y la difusión se multiplica por el boca en boca y algunos medios, generalmente radios locales. En base a los comentarios, fotos y anécdotas, el resultado es muy positivo tanto para quienes participan sembrando libros como para quienes los encuentran. Esto, a raíz de sus testimonios, motiva a la lectura y al disfrute familiar y escolar de misma, a través del juego de las siembras. Han llegado a participar más de 100.000 personas en una sola ocasión y a lo largo de los años han participado un estimativo de medio millón de personas.

Bibliografía: En el mundo existe desde principios del 2000, un movimiento que se origina en los Estados Unidos y que se llama “bookcrossing”. Consiste en dejar libre un libro en la vía pública, en cualquier bus, tren, butaca de cine o plaza, para que alguien más lo encuentre. Este movimiento, que si bien tuvieron repercusión en los países de lengua inglesa, llegaron poco a Latinoamérica y España. Además quienes participan de ese movimiento, llevan un registro para rastrear las vicisitudes del libro que liberan, en cambio desde el Club, el interés está en estimular la lectura. Los libros sembrados no son rastreados necesariamente, y a diferencia del movimiento sajón, aquí se coordina fechas precisas de modo de crear la costumbre de sembrar y tener un mayor alcance en el público.   

Relato del proyecto: 
Soy Facundo Bonomi, un documentalista y docente universitario de Buenos Aires (UNLaM), pero tengo desde niño una profunda devoción por los libros. Así que el Club surge en abril de 2011 como página para compartir este gusto por la literatura. En un principio era poca la gente que se unía. Llevó mucho tiempo superar los primeros mil seguidores, luego el incremento fue exponencial y a fines de julio llegamos a los primeros 10 mil integrantes. Durante la primera semana de septiembre éramos 50 mil y para el 1 de octubre habíamos llegado a 100 mil. Hoy estamos alcanzando al millón y medio y la página sigue creciendo día a día.
Mi interés pasó de compartir simplemente literatura, a hacerlo algo más tangible y real, por eso fui creando más opciones en que se pudiera interactuar y lograr más allá de este espacio virtual. Libros colectivos, “cadáveres exquisitos” literarios, audios de cuentos leídos por los seguidores y al fin,  el proyecto de siembra de libros.
La consigna es simple, cualquiera puede participar dejando uno de sus libros en un espacio público un día 21 de mes de cambio de estación. Puede ser en un banco de plaza, butaca de cine, tren, colectivo, etc., siempre aclarando que el libro “fue sembrado” a propósito como parte del proyecto de El Club de los Libros Perdidos, y con el pedido de que quien lo encuentre vuelva a sembrarlo en el próximo cambio de estación. El libro está literalmente “perdido” y más que un rastreo existe una invitación a que quien lo encuentre vuelva a sembrarlo a su vez creando una cadena exponencial que idealmente involucraría a cada vez más gente en el gusto de la lectura.   
También existen una cuenta de twitter que inició más tarde y ya superó los 17.000 seguidores y un canal de Youtube donde compartí algunos videos hechos sobre libros o sobre los mismos integrantes del Club. Incluso para pasadas siembras, el Ministro de educación de Costa Rica, Leonardo Garnier y el escritor del mismo país, Carlos Díaz Chavarría; ellos grabaron diferentes videos promocionando las siembras y participaron activamente de ellas. 
Otra de las cosas más importantes es que la página intenta ser más que una simple fanpage, a la que uno puede darle un “me gusta” sin más. En ese sentido hay varias vías por las que se promueve la creatividad y las iniciativas de cada uno. El proyecto también cuenta con dos blogs, uno para compartir distintas notas literarias y difundir las siembras y otro donde se reciben y publican gratuitamente cuentos y poemas de los seguidores de la página, como una obra colectiva que da difusión a autores sin la necesidad de recurrir a grandes editoriales pero animándolos a darse a conocer, y gracias a la cantidad de personas que siguen al Club, se llega a un gran espectro de lectores, y así funciona dentro de sus limitaciones, como una editorial gratuita. Hoy se puede escribir algo digamos desde Buenos Aires, y compartirlo con personas que si te descuidás, encontrás que te felicitan desde Marruecos, Canadá o Sidney, entonces te hace al mundo un poco más chiquito, mientras a la vez hace las miras de las personas un poco más amplias. Y eso también es leer y eso también es escribir, y mientras más tiempo los autores y editoriales se resistan a entenderlo, más tiempo estarán perdiendo de unas herramientas poderosísimas para hacer que la cultura llegue a más personas y ámbitos.
Y seguramente lo que más personas moviliza, es justamente la “siembra de libros”. Muchos han enviado sus fotos del momento en que los dejaban en alguna plaza, colectivo, esquina, y algunos también de los libros que habían encontrado. Hasta así terminaron por encontrarse y hacerse amigas algunas personas. La idea fue hacer de estas siembras una cuestión orgánica y poder promoverlas de una manera fija y certera. Pero como liberarlos una vez al año habría sido demasiado poco regular, y una vez al mes o a la semana demasiado costoso para los seguidores que quisieran hacerlo, partí de la idea de hacerlo en cada cambio de estación, representándolo como una “siembra de libros”. Así se fijé el día 21 de cada mes en que se da inicio a una nueva temporada, es decir, marzo, junio, septiembre y diciembre. Y es maravilloso saber que el mismo día en que yo lo estoy sembrando en Buenos Aires, en cualquier pueblo o ciudad del interior del país, o hasta alguien en España o Australia está haciendo lo mismo.
   Y para esto no existen mayores requisitos. Cada uno siembra libros si así lo quiere, cuando y donde quiere. Muchos incluso han llegado a dejar docenas de libros por su cuenta, maestras con sus estudiantes, o adultos con sus hijos, nietos o sobrinos, lo que inicia a muchos niños en el interés por la lectura de un modo divertido.

Tomás de Aquino y el día que vieron volar un buey en el convento


CompartirCompartir
   Cuentan los anales de la orden de Santo Domingo que hallándose Tomás de Aquino en su celda, en el convento de San Jaime, encorvado sobre oscuros manuscritos medievales, entró de repente un fraile juguetón gritando escandalosamente:

–¡Hermano Tomás, acabo de ver a un buey volador!

Tranquilamente el gran doctor de la iglesia se levantó del banco, dejo la celda, y dirigiéndose hacia el atrio del monasterio se puso a mirar el cielo con la mano puesta sobre los ojos fatigados por el estudio. Al verlo así el fraile jovial se puso a reír ruidosamente.


–Hermano Tomás ¿entonces eres tan crédulo que creíste que un buey podría volar?


– ¿Por qué no, amigo mío? – respondió el santo.


Y con la misma sencillez, flor de sabiduría, dijo:


–Preferiría admitir que un buey volara a creer que un religioso pudiera mentir.




Relato recopilado por Malba Tahan en “Leyendas del Cielo y de la Tierra”.

La Sombra del Viento de Carlos Ruiz Zafón

CompartirCompartir
El Cementerio de los Libros Olvidados es uno de nuestros libros recomendados, el cuarteto de novelas que arranca con La Sombra del Viento y sigue con El Juego del Ángel, se ha convertido en la gran saga novelística en curso de nuestro tiempo. 



La leyenda comenzaba en el año 2000, cuando Ruiz Zafón culminaba su primera novela para adultos y estaba a punto de dar a conocer un libro mágico que cambiaría el panorama literario, y que hoy sigue ganando el corazón de miles de lectores en todo el mundo. Un amanecer de 1945, un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. 
También te pueden interesar otros libros para leerNUMERO CERO, el último libro de Umberto Eco
Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambia el rumbo de su vida y le arrastra a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad. La Sombra del Viento es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo xx, desde los últimos esplendores del Modernismo hasta las tinieblas de la posguerra. Aunando las técnicas del relato de intriga y suspense, la novela histórica y la comedia de costumbres, La Sombra del Viento es sobre todo una trágica historia de amor cuyo eco se proyecta a través del tiempo. 


Con gran fuerza narrativa, el autor entrelaza tramas y enigmas a modo de muñecas rusas en un inolvidable relato sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros cuya intriga se mantiene hasta la última página.

Consigue el libro AQUÍ




20 frases cínicas de Charles Bukowski

CompartirCompartir






También te puede interesar: "LAS LEYES FUNDAMENTALES DE LA ESTUPIDEZ HUMANA"



















domingo, 6 de marzo de 2016

Libros digitales gratis para estudiantes de Filosofía

CompartirCompartir
     En este grupo lograron una fabulosa recopilación de más de 10 mil libros en PDF para estudiantes y profesionales de Filosofía. ¡Y es gratis!

     La siguiente recopilación de textos digitales es una gran oportunidad para profundizar en una serie de autores de las principales corrientes de pensamiento, haciendo un recorrido por la filosofía tradicional, contemporánea y moderna.

     Entre los nombres más importantes destacan las obras completas de Foucault, Nietzsche, Castoriadis, Sócrates, Kant, Descartes, entre otros. ¡Ideal para estudiantes universitarios y profesionales!

¿Cómo puedo leer los libros? 

Es muy fácil, sólo tienes que dirigirte a aquí donde encontrarás toda la información que necesitas para acceder a la biblioteca virtual, y descargar gratis los libros, así como otros contenidos sugerentes para ampliar tus conocimientos.


     Lo primero que debes hacer es enviar una solicitud para unirte a la comunidad estudiantil. Ahora sólo debes esperar a que se acepte la solicitud (pueden tardar algunas horas). Sólo tengan un poco de paciencia, recuerden que quien lo organiza también es un estudiante más.


Después de ser aceptado(a) ya puedes tener acceso inmediato a la biblioteca virtual de libros de filosofía para leer en línea, o en su defecto, descargar en formato PDF desde cualquier dispositivo conectado a Internet. ¡Así de simple!


70% de los mexicanos a favor de educación sexual obligatoria en escuelas públicas: Parametría

CompartirCompartir
Hasta hace nueve años dos de cada diez mexicanos veían la enseñanza de métodos anticonceptivos como promoción de la "promiscuidad" y no como herramientas informativas, un porcentaje que ha caído más de 10% en 2016.
     Siete de cada diez mexicanos apoya la idea de que la educación sexual sea obligatoria en escuelas públicas del país, de acuerdo con la reciente encuesta de Parametría, lo cual revela una apertura del tema en la opinión pública en los últimos nueve años.

    De acuerdo con la encuestadora, desde 2007 aumentó 9% el número de mexicanos que quieren que los menores reciban educación sexual.

También te puede interesar: ¡Libros gratis en la web de la Ciudad!




      Destaca, por ejemplo, que 89% de las personas aprueba la educación sobre órganos sexuales a niñas y niños; 93% por que se instruya en enfermedades de transmisión sexual (ETS) y 91% en enseñar métodos anticonceptivos, principalmente el uso del condón masculino, el cual es conocido por el 87% de la población.



          Y es que hasta hace nueve años dos de cada diez mexicanos veían la enseñanza de métodos anticonceptivos y de protección sexual como promoción de la “promiscuidad” y no como herramientas informativas, un porcentaje que ha caído más de 10% en 2016.


     Parametría detalla que pese al aumento para que la educación sexual se difunda desde las escuelas, hay porcentajes importantes de quienes dicen desconocer el tema de la sexualidad.

     Solo 13% dice saber ‘mucho’ sobre este tema, y la mitad, 51% afirma saber ‘algo’, pero hay un 32% que asegura conocer ‘poco’ y sólo un preocupante 3% que confesó no tener idea del tema.

    De acuerdo con el estudio Evidencia y Justicia, la salud y los derechos de Adolescentes y jóvenes en México después de 2015, hecha por las organizaciones Balance, Promoción para el Desarrollo y Juventud AC, el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir A.C y la alianza global Resurj, las mujeres mexicanas, especialmente las adolescentes e indígenas, se enfrentan a múltiples barreras de acceso a la información, anticonceptivos y servicios de salud sexual y reproductiva.

    “Existe una enorme necesidad insatisfecha de anticonceptivos, la cual es dos veces más alta entre mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años) sin educación (20%), que entre mujeres con educación secundaria o más (8.3%). Dos veces mayor entre mujeres que viven en áreas rurales (16%), que entre aquellas que habitan áreas urbanas (8%), y dos veces mayor entre mujeres que hablan una lengua indígena (21.5%), y aquellas que no (9%)”, explica la investigación.

Aquí la lista de los métodos anticonceptivos más y menos conocidos por los mexicanos, según la encuestadora:

Fuente: Animal político

Copyright © EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS | Creado con Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com