¡Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los que soñamos entrelíneas!


martes, 18 de octubre de 2016

Carta para la mujer que no quiere aceptar que él no la quiere

Carta para la MUJER* que no quiere aceptar que ese hombre NO la QUIERE. 
*Nota esto puede aplicar para los hombres también.

  "Dejémonos de cuentos". Si no te llama o te manda mensajes es porque no quiere hacerlo, si no te invita a salir, es porque no quiere verte. Si te es infiel y traiciona, es porque no te quiere y le gustas lo suficiente. Si te deja ir cada que tiene oportunidad es porque no quiere estar contigo. En pocas palabras, si te trata como si no fueras nada, es porque no le importas nada.
   “Es que no estoy listo”, “Es que tú eres la mujer de mi vida pero...”, “Es que ahora no es el momento”, “Es que, no sé…”, “Es que tengo que organizar mi vida”, “Es que sí pero no”, “Es que, es que, es que...
   ¿Es que? Es que simplemente no te quiere.


   Vivimos creyendo que las personas cambian, comprando sus mentiras, siguiéndoles el juego. Dejando que nos confundan. Tú misma te mientes diciendo que: “Él es así”, “Él es frío”. (Cuando lo es pero solo contigo). Pero claro, ellos hacen las víctimas. Logrando que tú te sientas culpable y menos. Mientras tú piensas y dices: “Pobrecito, yo sé que él me ama, pero tiene problemas y yo lo entiendo”, "Ya va a cambiar”, “Él va ser como era antes conmigo", "Dice que no me ama, pero yo sé que sí, el solo está confundido".... Y así es entonces cuando solamente te engañas con tantas excusas, que te dicen, o que tú misma te creas y lo peor de todo, es que poco a poco te las vas creyendo. Que al final son las que te hacen daño y no te dejan ver tu realidad.

   Dejemos una cosa clara: Cuando una persona quiere estar con uno, “LO ESTA” Así de fácil. Cuando una persona te quiere te lo demuestra sin que se lo pidas. En su mirada se nota que se derrite por ti. Cuando hay amor, una persona lo demuestra a cada instante, día tras día. No solo cuando necesita algo de ti, o cuando se siente sola. Sin tantos enredos, sin tantas mentiras, sin tantas excusas. Cuando un hombre se muere por ti, puede que le de miedo, claro que sí, pero lo enfrenta porque no va a arriesgarse a perderte.
   Deja de pretender ser tan santa, justificándole cada rechazo, cada desplante y cada excusa. “Quítate la venda de tus ojos”. Ponte TÚ en primer lugar. No necesitas a alguien que no sabe lo que quiere, que no ve lo mucho que vales, que no ve todo lo que puedes aportar a su vida.

   Por favor, no quieras intranquilidad en tu vida, dudas, miedos y desprecio envuelto en explicaciones sin sentido. Tú mereces mucho más. MERECES un hombre que sepa qué tiene al frente, que te valore y se esfuerce cada día por ti. Algunos encuentran luz, donde otros solo ven obscuridad. Pero tú princesa, tú brillas con luz propia. Tú vales demasiado, que nunca se te olvide. Sé que hay días malos, momentos difíciles, ocasiones donde quieres estar sola. Pero te diré algo de corazón, porque te quiero: A veces para mirar las estrellas se necesita obscuridad. No dejes que nadie te lastime. Comienza amándote tú misma, antes de querer que otro lo haga por ti. Amate, conócete, disfrútate tú. 


   Deja ya de romperte las uñas por algo que probablemente no va a ser tan bueno como tú piensas y date la oportunidad de recibir todo lo que mereces con un hombre que si te quiera.
RECUERDA: No existe hombre asustado o confuso. Tampoco existe hombre trágicamente afectado por el pasado, ni hombre necesitado de ayuda.

   Las personas se dividen solamente en dos categorías: las que te quieren y las que no.


   Todo lo demás, son simples excusas.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS | Creado con Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com