¡Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los que soñamos entrelíneas!


martes, 6 de septiembre de 2016

EL DESCUBRIDOR DEL DÉFICIT DE ATENCIÓN CONFESÓ ANTES DE MORIR QUE ES UN TRASTORNO FICTICIO

 Siete meses antes de morir, el famoso psiquiatra estadounidense Leon Eisenberg, que descubrió el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), afirmó que se trata de "un ejemplo de enfermedad ficticia".


  Esta afirmación, hecha por el destacado médico, fue publicada por el semanario alemán 'Der Spiegel'.



  Los primeros intentos de explicar la existencia de este trastorno fueron llevados a cabo en los años 30. En aquel momento, los médicos que trataban a niños con un carácter inquieto y con dificultad para concentrarse les diagnosticaban el síndrome posencefálico, pese a que la mayoría de esos niños nunca habían tenido encefalitis.


  Fue precisamente Leon Eisenberg quien en los años 60 volvió a hablar de dicho trastorno. En el año 1968 incluyó la enfermedad en el 'Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales'.

   Uno de los principales logros de Eisenberg fue conseguir que la gente creyera que el TDAH tiene causas genéticas. El sentimiento de culpa de los padres desaparece de esa forma al pensar que el niño ha nacido así y el tratamiento con medicamentos es menos cuestionable. 
   Sin embargo, pocos meses antes de su muerte, confesó que lo que debería hacer un psiquiatra infantil es tratar de establecer las razones psicosociales que pueden provocar determinadas conductas, un proceso que lleva tiempo por lo que "prescribir una pastilla contra el TDAH es mucho más rápido".


  Después de estas revelaciones se puede mencionar otro estudio realizado por la psicóloga estadounidense Lisa Cosgrove. Según esta profesional, de los 170 miembros del grupo que trabaja con el 'Manual de los trastornos mentales', el 56% tenía una o más relaciones financieras con empresas de la industria farmacéutica.

También te va a interesar: EL PERFUME, libro recomendado de Patrick Süskind - BEST SELLER



1 comentario:

  1. Lo confesó meses antes de morir,o sea no lo hizo por un problema ético sino por ser casi inimputable,total qué le iban a decir a esa altura...¿Y éste era un "destacado psiquiatra?Cuánto daño causó a tantos miles o millones de niños,a sus familias y a los adultos que esos niños fueron con el correr del tiempo...Todo sea por el vil metal,como para no desconfiar de estos chantas,qué asco...

    ResponderEliminar

Copyright © EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS | Creado con Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com