¡Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los que soñamos entrelíneas!


lunes, 20 de junio de 2016

MÉXICO EN PIE DE GUERRA POR LA EDUCACIÓN

Los maestros, que se oponen a una reforma educativa, han realizado protestas en varias ciudades del país, las que recrudecieron en Oaxaca y ya provocaron al menos seis muertos



    El conflicto por la reforma educativa en México se desbocó este domingo con la muerte a tiros de al menos seis personas en el desalojo de una autopista bloqueada por maestros disidentes. La escabechina ocurrió por la mañana en la carretera junto al pueblo de Nochixtlán, en Oaxaca, el Estado del sur de México donde se concentra la oposición radical a una reforma que el Gobierno considera imprescindible para modernizar el rezagado modelo tradicional y que la facción sindical que aglutina las protestas, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), ve como un caballo de Troya contra la educación pública.

"El estado trata de imponer a sangre y fuego una falsa reforma. Lo que quieren es justificar el despido masivo de los trabajadores de la educación", afirmaba esta mañana en Oaxaca capital un profesor que prefirió no dar su nombre. 


   Los seis muertos tenían entre 19 y 33 años. Dos de ellos formaban parte de la protesta y los otros cuatro no, de acuerdo con la versión oficial. Se investiga si los balazos mortales que recibieron fueron disparados por la policía o por los supuestos atacantes imprevistos. Hubo más de 100 heridos, entre ellos medio centenar agentes, ocho con impactos de bala. El comandante sostiene que los responsables fueron grupos radicales que no están vinculados al movimiento de los maestros y que durante el ataque llegaron a sumar “más de 2.000” individuos. Por ahora hay 21 detenidos. La Comisión Nacional de Seguridad, el órgano superior encargado de la Policía, ha anunciado que su Unidad de Asuntos Internos iniciará  una investigación.



    La versión de la CNTE, que eleva a ocho el número de muertos y los reclama a todos como propios, es que fue un ataque directo de la policía. “Dispararon sin piedad. Ellos fueron a agredir”, dijo en Oaxaca uno de sus líderes, Juan García, que acusó a las autoridades de orquestar el caos con agentes infiltrados como pretexto para poder arremeter contra ellos. La rama sindical radical, que cuenta con más de 100.000 agremiados en el cinturón sur de México, pobre y tradicionalmente desatendido por el Estado, ha pedido la renuncia del Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, y del secretario de Educación Aurelio Nuño, un tecnócrata de la máxima confianza del presidente Enrique Peña Nieto que carga con la ardua misión de ejecutar la reforma manteniendo la paz social.


   La reforma corta viejos privilegios del sistema educativo, como la heredad de las plazas docentes o la ausencia de evaluaciones, y mina el poder fáctico de la CNTE. Dos de sus líderes fueron detenidos hace una semana acusados de desvío de fondos públicos y lavado de dinero, en un golpe de efecto que parecía reforzar la autoridad del Gobierno. Pero con el caos del domingo el conflicto ha subido un peligroso peldaño. “Ahora veremos qué pasa”, retaba en Oaxaca el líder de la CNTE que prefirió no identificarse. “A ver quién acumula más fuerzas”. Otro manifestante, el profesor jubilado Manuel Hernández, encendido por la alta temperatura que ha alcanzado la batalla educativa, soltó: "Ahora sí, fíjese lo que le voy a decir. La gente está despertando, y si más adelante hay represión y hay armas de fuego nosotros tenemos también que utilizar armas de fuego".

 Fuente:  El País

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS | Creado con Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com