¡Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los que soñamos entrelíneas!


miércoles, 11 de mayo de 2016

El libro que vuelve loco al que lo lea

Aunque no lo crean, al final de la nota verán que hay mucha verdad en este título...tristemente.

Se preguntarán "¿cómo un simple libro puede volver loco a alguien?"...
Pues bien, la cuestión es que no es un libro cualquiera, se trata de "Excalibur", la obra maestra de Lafayette Ron Hubbard, el fundador de la cienciología. 




"Excalibur" es un ensayo que supuestamente le fue inspirado a Hubbard cuando éste estuvo declarado como clínicamente muerto durante una operación. Un libro que vuelve loco a aquél que se atreve a leerlo...dicen los seguidores de las doctrinas de Hubbard.
Hubbard, el autor


“Los locos son, en cierta medida, víctimas de su imaginación, en el sentido que ésta les induce a quebrantar ciertas reglas, reglas cuya transgresión define la calidad de loco.” 
[Fuente: Manifiesto del surrealismo (1924)]
― André Breton

    Al igual que el Necronomicón de H.P Lovecraft, Excalibur ha sido objeto de confabulaciones, fantasías, psicosis colectivas y sobre todo de muchas, muchas desinformaciones. 
Pero vamos a remitirnos a los hechos. Efectivamente, el libro es real, pese a que este no ha visto la luz. No obstante, es sabido que el ensayo circula entre ciertos miembros escogidos de la cienciología.


¿Cuál es el contenido de su libro? 

Excalibur es un compendio que todas y cada una de las claves que darían respuestas a los enigmas que siempre han convivido con el ser humano: ¿quiénes somos realmente? ¿de dónde venimos? ¿a dónde vamos? ¿existe un Dios? ¿cuándo comenzó el mundo? Sin lugar a dudas, se trata de una obra que pretende abarcar grandes temas y dar grandes respuestas, pero...¿tienen acaso algún fundamento?


¿Por qué es el libro que vuelve loco a quién lo lea? 
Según cuentan los seguidores del autor, es porque cuando Hubbard hizo circular la obra entre su círculo íntimo de amigos y allegados, y ante su sorpresa, estos fueron víctimas de una especie de locura y/o frenesí desmesurado al leer el contenido. 
Estas personas fueron ingresadas inmediatamente en diferentes manicomios, y, en consecuencia, Excalibur nunca fue publicado, ya que se trató de ocultar el escándalo.

A pesar del peligro que supondría leer Excalibur, es innegable que nos encontramos ante el equivalente de la Biblia para la cienciología. Precisamente, por ese motivo, y pese a que se aleguen “motivos de seguridad colectiva” resulta incomprensible que la propia cienciología censure Excalibur a muchos de sus adeptos, quedando el libro única y exclusivamente accesible para unos pocos elegidos.


 Hubbard asegura que, cuando le compraron su manuscrito, la gente que lo leyó enloqueció o bien se suicidó. Asegura también que un editor literario se encontraba sentado en una oficina esperando a que un lector le diera su opinión sobre el libro. El lector entró por la puerta, lanzó el libro contra el escritorio, y se lanzó por la ventana. ¿Real o simplemente una burda para darle una mística a un libro cuyo valor real es poco menos que un delirio inconsistente?

Veamos ahora para finalizar el presente informe algunas citas célebres de personas cercanas y conocedoras de Hubbard sobre Excalibur:

 “Me dijo que iba a revolucionar todo: el mundo, las actitudes de las personas entre sí. Pensó que tendría un mayor impacto sobre la gente de la Biblia”. Art. Burks, un amigo escrito del autor de Excalibur, quién dijo ver el manuscrito en 1938.

“El recuerdo de Burk del manuscrito fue que tenía alrededor de setenta mil palabras de largo y comenzaba con una fábula sobre un rey que reunió a todos los sabios y les ordenó que le trajeran toda la sabiduría del mundo en quinientos libros. Luego les dijo que fueran y condensaran la información en un centenar de libros. Cuando habían hecho eso, quiso que la sabiduría fuera reducida a un solo libro, y finalmente una sola palabra. Esa palabra era “sobrevivir”.  Russell Miller


Pero, para saber de qué puede hablar realmente ese libro, veamos los "fundamentos" de la cienciología:


Hace 75 millones de años un soberano galáctico llamado Xenu confinó en la Tierra a los "thétanos", malvados espíritus que hasta nuestros días infectan las psiqués de los hombres, causando males que sólo pueden curarse con mucho dinero y sesiones de "clarificación". 

Esto, que podría parecer un mal cuento de ciencia ficción (Hubbard, de hecho fue un escritor de ciencia ficción que nació en Nebraska en 1911) y con el fin de captar adeptos, vemos que mezcló la fantasía de sus novelas con la realidad dando origen a este mito que es el postulado fundacional mismo de la Iglesia de la Cienciología, una secta que por medio de amenazas y extorsiones, ha construido un imperio económico conquistando a estrellas de Hollywood, empresarios y políticos de todo el mundo.


Tom Cruise, Dustin Hoffman, Nicole Kidman, Oliver Stone, Constantin Costa Gravas, Larry King, Mario Puzo, Aaron Spelling, Gore Vidal... todos comparten fama y fortuna, pero además un lugar en la Iglesia de la Cienciología.

Así que verán...en efecto podemos decir que en base a lo que termina asegurando todo aquél que se vincula a la cienciología, el libro realmente vuelve loco a quien lo lee.


 Pero hay más...

Ovejas famosas

Por ello, la campaña proselitista de la Cienciología apunta generalmente a "las ovejas con cascabel" y con dinero. "Si consigues que las ovejas con cascabel te sigan —decía Hubbard—, te seguirán todas". Así, en 1955 pretendió convencer a Ernest Hemingway, Orson Welles, John Ford, Pablo Picasso y Walt Disney, y aunque ninguno de ellos aceptó, 40 años después la lista de sectarios impresionaría a cualquiera.

La cantidad de "estrellas" vinculadas a la secta en los últimos tiempos, evidencia su poder y capacidad de presión sobre el "star-system". Medio Hollywood está convencido de que la "conversión" de John Travolta a la secta le ha procurado nuevos papeles cuando estaba al borde de la extinción profesional.

De Tom Cruise incluso, se llegó a decir que comió la placenta de su hija recién nacida, algo que después desmitió...pero con los seguidores de la cienciología, nunca se sabe...



Único objetivo


"Dinero, dinero, dinero. Haz que te lo den, consíguelo. Sea como sea, haz dinero". Con estas palabras —siempre según La Vanguardia— Hubbard habría señalado su principal objetivo. Para ello, la cúpula de la Cienciología habría creado Sterling Inc., una ramificación de la secta que chantajeaba odontólogos adictos a las drogas hasta que, tiempo después, fue descubierta. Más adelante, crearon Narconón y Health Med, empresas internacionales de fachada que servían también para captar y extorsionar toxicómanos, con la excusa de proporcionar un "tratamiento redentor".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS | Creado con Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com