¡Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los que soñamos entrelíneas!


martes, 9 de febrero de 2016

"Primero se llevaron a los negros..."

Maiakovski, poeta ruso suicidado luego de la revolución de Lenin, escribió, en los inicios del siglo XX:
En la primera noche, ellos se aproximan
Y recogen una flor de nuestro jardín
Y no decimos nada.
La segunda noche, ya no se esconden,
Pisan las flores, matan nuestro perro
Y no decimos nada.
Hasta que un día, el más frágil de ellos
Entra solito en nuestra casa, nos roba la luna, y
Conociendo nuestros miedos,
Nos arranca la voz de nuestras gargantas
Y porque no decimos nada
Ya no podemos decir nada.



 Después de Maiakovski:
Primero se llevaron a los negros
Pero no me importó
Porque yo no era negro
En seguida se llevaron algunos obreros
Pero no me importó
Porque yo no era obrero.
Después prendieron a los miserables
Pero no me importó
Porque yo no era miserable
Después agarraron algunos desempleados
Pero como yo tengo mi empleo
Tampoco me importó
Ahora me están llevando a mí
Pero ya es tarde
Como yo no me preocupé por nadie
Nadie se preocupa por mí.


Bertold Brecht (1898-1956):
Un día vinieron y se llevaron a mi vecino que era judío
Como yo no soy judío, no me molestó
El día siguiente vinieron y se llevaron a mi otro vecino que era comunista
Como yo no soy comunista, no me molestó
Al tercer día, vinieron y se llevaron a mi vecino que era católico
Como yo no soy católico, no me molestó
Al cuarto día vinieron y me llevaron
Ya no quedaba nadie para protestar...






















Martín Niemöller, 1933 - (Símbolo de la resistencia contra los nazis)

Primero robaron nuestras señales, pero yo no me perjudiqué.
Después incendiaron nuestros ómnibus, pero yo no viajaba en ellos
Después cerraron calles, donde yo no vivo
Cerraron entonces la entrada a la favela, que yo no habito
En seguida arrastraron hasta la muerte a un niño, que no era mi hijo.






Claudio Humberto, 09/02/2007

Lo que los demás dijeron, fue después de leer a Maiakovski
Lo increíble es que, después de cien años,
Todavía nos encontremos tan desamparados, inertes y sometidos
A los caprichos de la ruindad moral de los poderes gobernantes,
Que vampirizan el erario, aniquilan las instituciones,
Y dejan a los ciudadanos los huesos roídos y el derecho al silencio:
Porque la palabra, hace mucho que se tornó inútil...

¿Hasta cuándo?

Aquí la versión de Eduardo Alves da Costa, quien parece que en verdad fue el primer autor...


No Caminho, com Maiakóvski.

"Tu sabes,
conheces melhor do que eu
a velha história.
Na primeira noite eles se aproximam
e roubam uma flor
do nosso jardim.
E não dizemos nada.
Na segunda noite, já não se escondem:
pisam as flores,
matam nosso cão,
e não dizemos nada.
Até que um dia,
o mais frágil deles
entra sozinho em nossa casa,
rouba-nos a luz e,
conhecendo nosso medo,
arranca-nos a voz da garganta.
E já não podemos dizer nada."
- Fonte: Os Cem Melhores Poetas Brasileiros do Século, José Nêumanne Pinto (org.), pag. 218.

A Cama de Pregos
"Tenho o corpo varado de angústias
e não encontro posição de repouso.
Porque aos de minha geração
foi dado existir numa cama de pregos,
entre o espasmo e o grito,
antes da primeira frase se fazer orvalho
contra as paredes da cela.
Não há possibilidade de fuga
para nosso instinto."

- Fonte: No caminho, com Maiakóvski: poesia reunida, Eduardo Alves da Costa, Geração Editorial, 2003.




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS | Creado con Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com