¡Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los que soñamos entrelíneas!


jueves, 30 de abril de 2015

Editorial II - Leer y dejar leer

CompartirCompartir

Informo, compartir citas de Vargas Llosa o de cualquier otro autor no me convierte automáticamente en su admirador, como no obliga a nadie que encuentre un pensamiento como válido, el de cuajo aprobar todo lo que piensa o hace quien lo dijo.

Ni siquiera tiene que simpatizarme para que pueda ver que, en un pensamiento que hace, estoy de acuerdo.

Pero hay más noticias, tampoco coincido en un 100% con Galeano y eso no me hace un hereje, tampoco me gusta todo de Benedetti ni de Cortázar y eso no me hace un inculto, ni tampoco que me interese o deje de interesarme lo que escribe Coelho me hace más o menos inteligente. 

Pienso que bien haría un sano lector en sacar provecho de cada una de sus lecturas, esté o no de acuerdo, le caiga bien o mal el autor del que se trate: quien sabe apreciar lo cierto en las palabras de quien las dice es, con mucho, un mejor lector que se encierra en autores que sabe que le gustan y coincide por no darse la oportunidad de conocer a otros. O peor, por llevarse de los prejuicios de otros para con esos autores. 
Lean, dejen leer, y saquen todo el provecho de lo que aprenden. Multipliquen pensamientos en vez de atacar autores o lectores. Libérense de esas jaulas del pensamiento y prejuicios.
Leer a unos autores y no a otros porque piensas que son peores no hace mejores a los tuyos, ni mucho menos a ti si no sabes respetar a los demás. Cada uno encuentra su provecho del momento en algún libro, no prejuzgues, más antes recomienda e indica cuál otro podría también gustarle, aceptando aún así que quizás no lo haga: 


El saber no hace superior a nadie sobre alguien más, al contrario, el saber y la educación te hace más responsable ante los demás.





martes, 28 de abril de 2015

Cuando me amé de verdad, por Charles Chaplin

CompartirCompartir



   Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

   Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.



Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.



Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… saber vivir!



No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

- Charles Chaplin

                                              




                                            

                                    


Otras 20 cosas que el Quijote nunca dijo

CompartirCompartir

 1. "El amor antojadizo no busca calidades, sino hermosura." no es del Quijote, aunque si es de Cervantes (Persiles y Segismunda).




2. Se cita como perteneciente al Quijote, pero es también de LOS TRABAJOS DE PERSILES Y SEGISMUNDA "El amor junta los cetros con los cayados, la grandeza con la bajeza, hace posible lo imposible, iguala diferentes estados, y viene a ser poderoso como la muerte."





3. "El amor nunca hizo ningún cobarde" No es del Quijote . Es de La Numancia y Cervantes lo escribe así :"En ira mi pecho se arde/por verte hablar sin cordura:/¿hizo el amor, por ventura,/a ningún pecho cobarde? 





4. "El andar tierras y comunicar con diversas gentes hace a los hombres discretos" no es del Quijote, aunque sí es de El coloquio de los perros.


5. "El año que es abundante de poesía, suele serlo de hambre." no es del Quijote sino del Persiles. Muchas veces repite Cervantes en su obra que el poeta es siempre pobre, y hay en ello una triste nota autobiográfica: "Pues cierto que es más milagro darme a mí un poeta un escudo, que yo recibirle." (La gitanilla); "Otra vez le preguntaron qué era causa de que los poetas por la mayor parte eran pobres."( El licenciado Vidriera.); "Por la mayor parte, grande es la miseria de los poetas."( El coloquio de los perros.);"dámele poeta, y dártele he pobre" y "hay muchos poetas, luego hay muchos pobres; hay muchos pobres, luego caro es el año" (otra vez Persiles y Segismunda);"Pero para la carga de un poeta,siempre ligera,/ cualquier bestia puede/llevarla, pues carece de maleta.» (Viaje del Parnaso, I); "Ítem, que si algún poeta dijere que es pobre, sea luego creído por su simple palabra, sin otro juramento o averiguación alguna."(Adjunta al Parnaso. Privilegios, ordenanzas, etc.)...

6. " El hacer el padre por su hijo , es hacer por si mismo" no es del Quijote sino de Los trabajos de Persiles y Sigismunda.


7. "El que está para morir,/siempre suele hablar verdades." no es del Quijote sino de La entretenida (OCHO COMEDIAS Y OCHO ENTREMESES NUEVOS NUNCA REPRESENTADOS).

8. No es del Quijote "en el arte de la marineria , mas sabe el mas simple marinero, que el mayor letrado del mundo.", es de Los trabajos de Persiles y Sigismunda.


9. "En la lengua consisten los mayores daños de la humana vida.", viene del Coloquio de los perros, no del Quijote. Cipión le dice a Berganza "-Vete a la lengua , que en ella consisten los mayores daños de la humana vida ."
10. No es del Quijote s "En las desventuras comunes se reconcilian los ánimos y se estrechan las amistades." es del Persiles, y Cervantes lo escribió así: "en las comunes desventuras se reconcilianlos ánimos y se traban las amistades"


11. "En los casos arduos y dificultosos, en un mismo punto han de andar el consejo y la obra." no es del Quijote, es de Los trabajos de Persiles y Sigismunda. 




12. Encomiendate "a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas." es de La Gitanilla, no del Quijote.

13. "Entre los pobres pueden durar las amistades, porque la igualdad de la fortuna sirve de eslabón a los corazones; pero entre los ricos y los pobres no puede haber amistad duradera." no es del Quijote, es de Los trabajos de Persiles y Sigismunda.

14. No es del Quijote "Es la enmienda en el que yerra, atrás de su salvación." Pero sí lo es "quien yerra y se enmienda, a Dios se encomienda".


15. "Es tan ligera la lengua como el pensamiento, y si son malas las preñeces de los pensamientos, las empeoran los partos de la lengua" no es del Quijote, es de Los trabajos de Persiles y Sigismunda.

16. No es del Quijote "La caldera le dijo a la sartén: "Apártate de mi, cara sucia". Sí lo es "“dijo la sarten a la caldera: quitate allá, ojinegra” o "dijo la sartén a la caldera , quítate allá ojinegra."



17. No es del Quijote ni de Cervantes "La Celestina sería un libro en verdad divino, si escondiera más lo humano."
18. No es del Quijote sino del Persiles "la grandeza del rey algun tanto resplandece más en ser misericordiosos que justicieros." Sí encontramos en El Quijote (en sus famosos consejos dados a Sancho): "Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia", o este otro "Aunque los atributos de Dios todos son iguales, más resplandece y campea a nuestro ver el de la misericordia que el de la justicia".

19. No es del Quijote "La guerra, asi como es madrastra de los cobardes, es madre de los valientes", es de Los trabajos de Persiles y Sigismunda.


20. No es del Quijote "La honra del amo descubre la del criado ; según esto, mira a quien sirves, y veras cuan honrado eres.", es de la novela del Licenciado Vidriera.
                                                                              
                                   

                                     


Fuente:
http://www.quijote.tv/elotroquijote.htm


viernes, 24 de abril de 2015

Los 7 libros más censurados de la historia

CompartirCompartir

La historia literaria siempre ha tenido sus libros de culto y sus libros de infamia. Ya sea por razones políticas, religiosas o sexuales, estos últimos son espejos de una parte de la sociedad que no quiere verse al espejo. Y esa “parte de la sociedad” casi siempre ha tenido el poder de prohibir y elegir lo que la población debe leer. Esta lista es importante en tanto que sigue reflejando tintes de nuestra humanidad más profunda y del estado  político en el mundo, pero también es una celebración de la libertad de expresión, que no lleva mucho tiempo entre nosotros.


1. Lolita, Vladimir Nabokov (1955)

Un hombre de cuarenta y tantos llamado Humbert Humbert vive obsesionado con la belleza de las niñas de 12 a 14 años (o “nymphets”, como él las llama).  Cuando se muda a un pueblo en Nueva Inglaterra se enamora perdidamente de la hija de 12 años de Charlotte Haze, con quien se casa, y desea secretamente a la niña hasta que logra escapar con ella para esconder su verdadera relación.
Por qué la prohibieron: Después de que el editor del Sunday Express dijo que era “el libro más sucio que había leído”, en 1955 el Home Office retiró todas las copias del libro con el argumento de que era pornografía. Los franceses lo prohibieron al año siguiente.




2. La metamorfosis, Franz Kafka (1915)
Un día, Gregorio Samsa despierta y se da cuenta que se ha convertido en un insecto gigante. Así comienza el aislamiento de su familia, su amada y el resto de la sociedad, al punto en que lo encierran en su cuarto y se olvidan por completo de él.
Por qué lo prohibieron: Toda la obra de Kafka fue prohibida durante el régimen nazi y soviético; también lo prohibieron en Checoslovaquia porque el escritor se rehusó a escribir en checo (sólo escribió en alemán).




3. American Psycho, Brett Easton Ellis (1991)
Patrick Bateman es un impecable hombre de negocios que, poco a poco, va revelando al siniestro monstruo que esconde dentro.
Por qué lo prohibieron: Cuando apareció en 1992, Alemania lo clasificó como nocivo para menores y restringió sus ventas. Fue prohibido en Canadá hasta hace muy poco y está prohibido en el estado Australiano de Queensland (en los demás estados, está prohibido para menores de edad).


4. Los versos satánicos, Salman Rushdie (1988)
Después de sobrevivir a un avionazo, el expatriado indio Gibreel Farishta, una superestrella de Bollywood, tiene que rehacer su vida mientras que al otro sobreviviente, Saladin Chamcha, se le destruye la vida.
Por qué lo prohibieron: En la comunidad islámica muchas personas pensaron que era blasfemo. En Venezuela te encarcelaban durante 15 meses si te veían leyendo el libro y en Japón te multaban si vendías su versión en inglés.

5. Matadero cinco, Kurt Vonnegut (1969)
Billy Pilgrim es un soldado americano mal entrenado y desorientado, que es capturado por los alemanes durante la Batalla de las Ardenas y llevado como prisionero a Dresden. Albergado en un matadero en desuso conocido como “Matadero cinco” él y otros prisioneros, junto con algunos guardias alemanes, se esconden en una bodega profunda protegiéndose de los bombardeos de la guerra. Durante este periodo Pilgrim comienza a ver visiones de su pasado y futuro e, incluso, de su muerte.
Por qué lo prohibieron: Estados Unidos decidió relegarlo a los 100 libros más controversiales de Norteamérica de la American Library Association, lo cual impedía que los niños estuvieran expuestos a él.

6. Trópico de Cáncer, Henry Miller (1934)
El libro sigue la vida de su autor, Miller, quien en ese momento era un escritor con demasiados problemas financieros. Escrito en primera persona, el narrador cuenta sus encuentros sexuales con amigos y colegas, lo cual fue una exposición abrupta de americanos expatriados viviendo en Francia.
Por qué lo prohibieron: Casi tan pronto como salió, la Corte Suprema de Pensilvania lo declaró “un hoyo de putrefacción, una reunión resbalosa de todo lo que está podrido en el debris de la depravación humana”. Definitivamente no estaban listos para que George Orwell luego lo declarara “el libro más importante de los años 30”.







7. Las uvas de la ira, John Steinbeck (1939)
La historia cuanta la familiar historia de los efectos de la Gran Depresión en los pobres de Estados Unidos. Enfocada en los Joad, una familia de aparceros, la novela relata la devastación que sufren mientras se van a California a buscar tierra, trabajo y dignidad.
Por qué la prohibieron: Aunque fue un preferido de la élite literaria, en Estados Unidos fue prohibido públicamente y quemado en masa por el público general. Las personas estuvieron asombradas por la descripción de la pobreza extrema.






  





Fuente: Pijama Surf

Read a book (advertencia: mensaje no-subliminal)

CompartirCompartir

martes, 21 de abril de 2015

La mejor lección de tu vida

CompartirCompartir


Un profesor se paró frente de su clase mientras tenía algunas cosas en su escritorio. Al dar comienzo a la clase, tomo un gran frasco de vidrio que estaba vacío y procedió a llenarlo con pelotas de golf. Rompió su silencio preguntando a sus alumnos si el jarro estaba lleno. Sin excepción, todos los estudiantes asintieron.


El profesor después tomo una caja con canicas de cristal y las vertió entre las pelotas de golf que antes había puesto en el jarro. El profesor sacudió el jarro suavemente y las canicas escurrieron a los espacios que habían quedado entre las pelotas de golf. Nuevamente, el profesor preguntó a sus alumnos si el jarro estaba lleno. Los alumnos, sorprendidos, respondieron con un “sí” unánime.


El profesor tomó una pequeña caja de arena y la vertió dentro del jarro. Por supuesto, la arena lleno todo el espacio que quedaba en el jarro. Pregunto una vez más si el jarro estaba lleno. Los estudiantes respondieron en voz alta y al mismo

tiempo “sí”.


El profesor sacó después dos cervezas debajo de su escritorio y las vertió completamente dentro del jarro de vidrio llenando el espacio entre la arena. Los estudiantes rieron.
“Ahora”, dijo el profesor mientras la risa disminuía, “Quiero que piensen que este jarro representa su vida. Las pelotas de golf son las cosas importantes – su familia, los hijos, la salud, los amigos y sus pasiones. Si lo perdieran todo y solo estas cosas importantes quedaran, su vida todavía estaría llena y plena. Las canicas representan las otras cosas que importan como su trabajo, su casa y su auto. La arena es todo lo demás, el resto.”
“Si ponen la arena primero dentro del jarro vacío”, continuó, “No habrá más espacio para las canicas o las pelotas de golf. Lo mismo pasa en su vida.”
“Si pasan todo su tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca van a tener espacio para las cosas que son realmente importantes.”
“Presten siempre atención a las cosas que son realmente importantes para ser felices. Pasen tiempo con sus hijos. Pasen tiempo con sus padres. Visiten a sus abuelos. Salgan a cenar con su esposa. Disfruten otra fiesta en familia. Siempre habrá tiempo después para limpiar la casa y cortar el césped.
“Siempre preocúpense de las Pelotas de golf primero - las cosas que realmente importan. Fijen sus prioridades. El resto es sólo arena.”
Una vez que el profesor había terminado, uno de los estudiantes levanto su mano y preguntó que representaba la cerveza. El profesor sonrió y dijo, “Que bueno que preguntaste. La cerveza solo muestra que no importa cuan llena de cosas parezca tu vida, siempre hay tiempo para compartir un par de cervezas con un amigo.” 



lunes, 20 de abril de 2015

18 síntomas de que eres un lector a la antigua

CompartirCompartir

18 cosas que solo entienden quienes prefieren leer libros impresos





1. Puedes pasar horas en una librería y sentir que no has perdido el tiempo. Todo lo contrario.





2. Sabes bien que la belleza de un libro impreso no la supera nada.


Libro PDF, libros recomendados, Libros para leer  



El lomo, la portada, las hojas, es algo que tus manos necesitan experimentar y nunca lograrás satisfacer a través de una pantalla táctil.


3. El olor a libro es inigualable y necesario en tu vida.




Existen perfumes con olor a libros, como este de Demeter o estas velas arómaticas ideales para acompañar la lectura o simplemente recordar ese aroma que las tabletas jamás tendrán.










4. La satisfacción que da el pasar una página te da vida.



Nunca es igual a hacerlo digitalmente. 
Deslizar no es igual a pasar una página. Jamás.


5. Eres de los que guardan recuerdos importantes dentro de sus hojas.


Fotos, cartas, rosas, sobre todo las ROSAS, ¿dónde más vas a guardar una rosa?




6. Para ti alguien leyendo un libro impreso en un espacio público se hace inmediatamente más apuesto que alguien leyendo en una tableta.


Libro PDF, libros recomendados, Libros para leer  

7. La idea de tener tu libro favorito firmado por su autor es algo con lo que fantaseas.


Osea, nadie te puede firmar el libro atrapado en el iPad. En teoría.





8. La necesidad de hacer notas en sus páginas es más fuerte que tú.

La gente que no sabe nada de la vida te dirá que no rayes los libros. Mientras que los letrados, grupo al que perteneces, te mostrarán los suyos llenos de anotaciones, remarcados y viejitos del uso. Para eso están, para ser usados. Obviamente no es destrucción si lo haces para el nacimiento de nuevas ideas, tu disfrute y conocimiento.


9. Reconoces que no hay sustituto a un marcalibro físico en el mundo digital.


Marcar la página en la que te quedaste con una vieja foto, una tarjeta o cualquier cosa que demuestre tus intereses… una tableta solo marca la página de forma fría, como ellas.

10. No puedes estar más de acuerdo con esta frase del filósofo Cicerón:


  El minimalismo se ve bastante bien, pero la ignorancia ¿no? Además, así leas libros electrónicos nada más, no puedes negar lo decorativo que es una buena obra impresa en una mesa de noche.



11. Y ni hablar de la honestidad en estas palabras de John Waters: “Si vas a la casa de alguien, y no tiene libros… no folles con esa persona”


Libro PDF, libros recomendados, Libros para leer  

Amén.

12. No puedes negar que regalar un libro impreso es más significativo que regalar uno digital.


   Aunque el contenido sea el mismo, un obsequio tangible y envuelto se hace más especial que uno encerrado en un dispositivo electrónico. Además, la dedicatoria escrita a mano es sumamente importante.

13. Crees en la importancia de enseñarle a los niños el placer de pasar una página física y no deslizando una imagen.

No niegas que las tabletas tengan sus aspectos positivos en la enseñanza, pero es importante también que entren en contacto con el mundo R E A L.




14. Ves a la literatura como el escape perfecto a la tecnología.

Todos los días estamos conectados a Internet. Algunos necesitamos desconectarnos de aparatos tecnológicos así sea por un rato, y no hay razón para hacer de un momento tan placentero como la lectura otra dependencia a la tecnología.

15. Prestarle un libro a alguien que quieres es algo que te llena de gozo.


“Te voy a prestar un libro que significa mucho para mí y tienes que leer”. Aunque difícilmente la gente los regresa, disfrutaste el hecho de aportar algo en sus vidas.


16. Encontrar a alguien que comparta tu amor por libros es un: YES!



Tú y yo… juntos, en silencio, leyendo. Piénsalo
Libro PDF, libros recomendados, Libros para leer  

17. Sientes que las letras están latiendo cuando están impresas.

Las ves más vivas. No sabes por qué pero lo disfrutas.



18. No niegas las ventajas de los libros electrónicos, simplemente prefieres los impresos.


Libro PDF, libros recomendados, Libros para leer  








Fuente: www.elplacerdelalectura.com

Copyright © EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS | Creado con Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com