Los mejores libros para niños no son ni moralizadores ni educativos. Son, más bien, obras literarias que sugieren que hay otras visiones de la vida humana además del centro comercial y las tendencias de moda; son las que expresan una visión imaginativa, no convencional, no comercial del mundo, y son lecturas fundamentales porque ahí es donde se define quién será y quién no será un lector para el resto de su vida.
Si, por ejemplo, le dan a uno a leer La Ilíada o El Quijote a los 12 años, lo más seguro es que el mundo pierda un lector para siempre. Ambas son extenuantes y solo provocarán un desencanto prematuro por un lenguaje y una mitología que probablemente más adelante disfrutaría mucho. En cambio, si a uno le danLas aventuras de Huckleberry Finn o El libro de la selva a esa edad, allí encontrará la pauta para comenzar a leer con gusto.
Los niños son lectores de lo más exigentes, si no se ven atrapados por un libro a la primera, o si detectan (y siempre lo hacen) que se les quiere sermonear bajo el disfraz del entretenimiento, abandonan la lectura porque hay cosas más interesantes que hacer. Los buenos libros son, a grandes rasgos, buenas historias bien contadas sin nada de condescendencia. Ya Chesterton decía que los cuentos de hadas no les dicen a los niños que los dragones existen. Los niños ya saben que los dragones existen. Los cuentos de hadas les dicen a los niños que los dragones pueden ser derrotados.
Los siguientes son algunos libros maravillosos y memorables para niños, instrumentos de estímulo para comenzar a forjar un genuino placer por la literatura.

1. Las aventuras de Huckleberry Finn – Mark Twain

2. The BFG – Roald Dahl

3. La isla del tesoro – Robert Louis Stevenson

4. El libro de la selva – Rudyard Kipling

5. Los tigres de Mompracem – Emilio Salgari

6. El hobbit -J.R.Tolkien

7. El gato en el sombrero – Dr Seuss

8. El jardín secreto – Frances Hodgson-Burnett

9. El jardín de Abdul Gasazi – Chris Van Allsburg

10. La peor señora del mundo – Francisco Hinojosa