¡Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los que soñamos entrelíneas!


viernes, 3 de abril de 2015

5 libros extremos hechos película (no aptos para cualquiera).

el club de los libros perdidos, Brad Pitt, Ewan McGregor, Trainspotting, Iggy Pop, Underworld, Universidad de Harvard,  Wall Street, Manhattan, Hotel Overloock, FBI


 

1. 

El club de la pelea 

(Chuck Palahniuk)


   Los fines de semana, en sótanos y aparcamientos, jóvenes oficinistas se quitan las camisas y pelean entre sí hasta la extenuación.

   Los lunes regresan a sus despachos con los ojos amoratados, algún diente menos y un sentimiento embriagador de omnipotencia.



  Estas reuniones de peleas clandestinas son parte del plan con el que Tyler Durden (protagonista), proyectista, camarero y oscuro genio anárquico, aspira a vengarse de una sociedad enferma por el consumismo.
"Feroz, alucinatoria, a menudo brillante, la película de David Fincher es un puñetazo combinado de sátira social y sociopatología" Carrie Rickey: Philadelphia Inquirer
el club de los libros perdidos, Brad Pitt, Ewan McGregor, Trainspotting, Iggy Pop, Underworld, Universidad de Harvard,  Wall Street, Manhattan, Hotel Overloock, FBI
el club de los libros perdidos, Brad Pitt, Ewan McGregor, Trainspotting, Iggy Pop, Underworld, Universidad de Harvard,  Wall Street, Manhattan, Hotel Overloock, FBI


  "La primera regla... bah, al diablo con eso. Este es un libro que gusta o gusta, de distintas formas pero gusta. Puede que te guste el mensaje o la narración, quizá gustan los personajes o el final, pero de que al menos algo gusta, pues gusta. Como pasa en la gran mayoría de los casos le conocí por la película y creí que había visto suficiente, subí la historia a mi culto personal. 
   Tiempo después compré el libro y le leí, me llevé otra sorpresa. Creí que la película era insuperable y me equivoqué. No sólo se trata de la cantidad de detalles y anécdotas que se saltan en la película sino la forma de narrar de Palahniuk. La narración es sorprendente. Es simple, clara, cruda pero a la vez desborda imaginación y dualismo. Abundan los pasajes en los que una escena es paralela a otra o a un flashback.

   El libro está plagado de guiños de lo que será el final, nos da pistas por doquier y uno no se da por enterado. Me parece grande lo del autor. 
   Respecto a impacto, pues es un libro que pega (y muy duro) al sistema actual de manadas consumistas e infelicidad y definitivamente mueve las bases ideológicas de un lector, al menos... por un rato... La única cosa que lamenté al leerlo fue haber visto la película antes, si no la hubiera visto... el libro me hubiera resultado un auténtico pedazo de gloria." - Caín.


2. 

TRAINSPOTTING (Irvine Welsh)



     Publicado en 1993, narra de forma tremendamente realista, como un grupo de jóvenes sobrevive en Edimburgo, capital europea del sida, paraíso de la desocupación, lugar de fiestas excesivas, miseria y prostitución, embarcados en una historia cuyo combustible es la droga.


   Basada en la novela homónima de Irvine Welsh, el film fue muy cuestionado y criticado en su época, mediados de los noventa, al considerar que abogaba por el consumo de drogas. Nada más lejos de la verdad, si tenemos en cuenta que el libro y la película abogan básicamente por lo contrario, que finalmente hay que apostar por la vida. Eso sí, desde el particular punto de vista de un grupo de drogadictos... La estética del film fue en su momento de lo más innovador, con un montaje y, sobre todo, secuencias surrealistas que nos introducían en el mundo interior del protagonista (el gran descubrimiento de Ewan McGregor), que ayudaban a poner en imágenes lo que él está sintiendo en cada momento.



   La música es un elemento fundamental que acompaña, si no todas, la mayoría de las secuencias. Quizá no es protagonista principal, pero su uso es más que evidente para ayudar a posicionar al grupo en el estilo de vida y el contexto cultural del momento (no en vano el disco acabó siendo un éxito de ventas, provocando la edición de una segunda parte -de peor calidad pero con el mismo espíritu). 

   Así, la banda sonora elegida para introducirnos en el mundo Trainspotting es básicamente una selección del mejor indie de los noventa, donde encontramos perlas de Blur, Pulp y Elastica, completándose con la más conocida "música máquina" (Bedrock featuring KYO, por ejemplo), utilizada básicamente en el film en los momentos en los que nuestros protagonistas van a ligar y divertirse a las discotecas; finalmente, hay que destacar las dos canciones que se relacionarán para siempre con la película.
   La primera, la ya comentada de Iggy Pop de la introducción. La segunda, la del cierre del film: Born Slippy de Underworld.
el club de los libros perdidos, Brad Pitt, Ewan McGregor, Trainspotting, Iggy Pop, Underworld, Universidad de Harvard,  Wall Street, Manhattan, Hotel Overloock, FBI

3. 

American Psycho (Bret Easton Ellis)


el club de los libros perdidos, Brad Pitt, Ewan McGregor, Trainspotting, Iggy Pop, Underworld, Universidad de Harvard,  Wall Street, Manhattan, Hotel Overloock, FBI

   Mucha violencia gráfica y un humor muy negro son a menudo una combinación para el éxito y Bret Easton Ellis tejió los dos a la perfección. Patrick Bateman, un neoyorquino adinerado, pasa sus tardes en idear el asesinato de los asociados de su empresa de manera pulida y perfeccionista.

                        

    El protagonista, Patrick Bateman, tiene veintisiete años y vive en el edificio American Gardens, entre la riqueza y sofisticación de la alta sociedad de Manhattan y Wall Street. Cultiva su cuerpo y apariencia, prestando gran atención a los objetos, las marcas y el diseño. Tiene novia y amante. Graduado en Harvard y con un máster en la Escuela de Negocios de Harvard, es vicepresidente del departamento de fusiones y adquisiciones en Pierce & Pierce. También es un asesino en serie, caníbal y practicante de sexo ultraviolento. 

   Siente especial predilección por asesinar prostitutas jóvenes, aunque también comete deleznables crímenes con mendigos, artistas callejeros, homosexuales e inclusive niños. Sus principales crímenes son descritos con escalofriantes detalles; también, sus obsesiones (ya sea acerca de la tecnología, el vestuario o los cantantes y grupos musicales de moda) son expuestas en forma muy prolija.





    Bateman se siente vacío existencialmente y rechaza toda posibilidad de comprometerse sentimentalmente con las mujeres; las desprecia profundamente y sólo las contempla en clave sexual o como objeto de su psicopatía. Rechaza el amor, pero en cierto momento de vacío existencial, declara para sí mismo: "sólo quiero que me quieran".

    A pesar de su desprecio por la vida y el dolor ajeno se abstiene de asesinar a las tres únicas personas que le profesan un amor verdadero: su amante Courtney, su colega homosexual Luis Carruters y su secretaria Jean; esta última, llega a descolocarlo con su bondad e inocencia frente al mal que él representa.


    Al término de la novela se revela que la mayor parte de los crímenes del protagonista son producto de su imaginación, aunque se deja abierta la posibilidad de que algunos sí los habría cometido realmente (un taxista lo reconoce como asesino de uno de sus colegas, en base a un retrato que circula en el centro de la ciudad). También, en una especie de epifanía final, acepta el amor sincero de Jean, aunque se sienta incapaz de devolvérselo y con el temor de envolverla en su psicopatía.

   La novela no sólo describe las andanzas de Bateman, sino que es el vehículo de una fuerte crítica social al modo de vida de los yuppies de finales de los 80, resaltando sus peores aspectos: el cultivo de la apariencia a cualquier costo, el exitismo económico y materialista como aspiración suprema, las relaciones humanas superficiales (es habitual la confusión de nombres entre los personajes), el sexismo y el narcisismo que inducen al menosprecio hacia las mujeres, un clasismo exacerbado que conlleva el rechazo visceral hacia los mendigos, los afroamericanos y los artistas, el consumo habitual de diferentes drogas, entre las que destaca la cocaína.


4. 

El resplandor (Stephen King)




El resplandor: un libro que reafirma el título de Stephen King como Rey del Terror, entre sus páginas encontrarás una amplia gama de emociones, momentos familiares, algo de desesperación, muerte, la bondad en sus personajes, pero también conocerás los oscuros deseos humanos, dolor y sufrimiento.

    El libro nos relata la vida de Jack Torrance, un escritor frustrado, alcohólico en recuperación, padre de familia. Este hombre debe mudarse luego de perder su trabajo como profesor. Esto afecta mucho la vida familiar, ya que Jack se dedica a beber y es la bebida quien lo lleva a realizar errores en su vida, uno de ellos: romperle el brazo a su hijo Danny, quien en ese entonces solo tenía 3 años. Wendy, su esposa, se siente atrapada en un matrimonio que se encamina a la ruina.

   Luego de 2 años y una mudanza, Jack Torrance consigue un trabajo como cuidador del gran Hotel Overloock, situado en las montañas rocosas, el trabajo consiste en mantener en buen estado el Hotel durante el descanso de invierno. Siendo así, la familia Torrance, los únicos en el Hotel.
Desde los primeros capítulos ya podemos adelantar que la estadía de la familia en el hotel no va a ser muy tranquila.

   Es Tony, un "amigo" que se aparece en la cabeza de Danny, le previene acerca de el Hotel Overlook. Tony le muestra imágenes perturbadoras, con el fin de evitar que Danny y su familia vayan allí.

   Ya en el hotel, conocemos a Dick Halloran, el cocinero del hotel. Este hombre siente algo diferente en Danny, se da cuenta inmediatamente del asombroso don, Danny "esplende" (shine/brilla).



   En los siguientes capítulos, vemos a una familia casi normal, pero las cosas "raras" no se hacen esperar: el comportamiento de Jack cambia, el pequeño Danny de tan solo 5 años, comienza a ver cosas horribles: sangre, cadáveres, etc.

   Es allí cuando la novela atrapa al lector, a través de las narraciones de las distintas criaturas sobrenaturales del hotel, los personajes y sus reacciones, todo esto lleva al lector a querer avanzar más y más con la lectura.

   El Hotel es maligno, las muertes, el dolor y sufrimiento, están en el Hotel, todo eso es parte de las paredes, esta en su estructura. No pasa mucho tiempo para que el hotel comience a influir en sus huéspedes temporales: los Torrance.
   En un comienzo es Danny quien presencia el horror, pero luego es Jack quién se lleva la peor parte...


5. 




   Doctor Hannibal Lecter (conocido como Hannibal el caníbal).

   Ocupación: Doctor en medicina (especializado en psiquiatría).

   Perfil psicológico: La patología de Hannibal Lecter sigue aún sin poder definirse dentro de las clasificaciones establecidas. Si bien tiene afecciones comunes a la sociopatía, como la ausencia de culpa o remordimientos, la extraordinaria sensibilidad que posee lo aparta rápidamente de esta categoría.

  Historia penal: Condenado a pasar el resto de sus días en un sanatorio mental en Baltimore. Fue encontrado culpable del asesinato de 9 personas y el intento de homicidio de otras dos.

   …durante unas pruebas médicas en el hospital, el descuido de los celadores le costó un ojo y la lengua a la enfermera que lo atendía….en una de sus fugas, Lecter mutiló y asesinó a sangre fría a dos de los policías que custodiaban su jaula…teniendo en cuenta la afición de Lecter por la carne humana, se sospecha que el número de víctimas es mucho mayor dado el número de desapariciones relacionadas con su entorno…
                                    


     Posiblemente, Hannibal Lecter es el mejor villano que ha dado la literatura (y por ende, el cine) en las últimas décadas.

   Una estudiante de la academia del FBI, Clarice Starling, se ve involucrada en la búsqueda de un asesino en serie (Buffalo Bill), que secuestra a chicas jóvenes y les arranca la piel. A Starling le encomiendan que entreviste a Hannibal Lecter (psiquiatra y asesino internado de por vida en un sanatorio mental) con objeto de conseguir su colaboración en la resolución de este caso. La poderosa personalidad de Lecter cautivará a Clarice, quien hace un peligroso trato con él: le hablará sobre su vida, su niñez y sus miedos, a cambio de información sobre la personalidad de Buffalo Bill.

   Es una novela de suspense apasionante. Primero y más importante, por la personalidad del doctor Lecter. Pero aparte de esto, la búsqueda de Buffalo Bill, los esfuerzos de Clarice por entender a este asesino, las entrevistas que mantiene con Lecter para avanzar en el caso, la atmósfera malsana que rodea al caníbal…todo ello se mezclan para configurar una novela inquietante y… muy real.

   El doctor Lecter no es un ser fantasmagórico. No se trata de un vampiro, ni de un zombie, ni de cualquier ser sobrenatural que nos asusta pero sabemos que en realidad no existe. Es una persona real. Tampoco podemos decir de él que es un pobre loco, ni alguien de inteligencia dudosa. El caníbal es un ser brillante y al mismo tiempo espeluznantemente peligroso. Es culto, brillante, entiende de arte y música clásica…¿Es un genio?¿un artista?¿un psicópata?

   Lo que hace a esta novela única es la personalidad del doctor Lecter. Y lo que le hace a él irrepetible es su realismo. Nos maravilla por su claridad mental. Nos asusta por su falta de humanidad. Nos sorprende su sensibilidad ante el arte, la ciencia, el buen gusto. Nos horroriza su falta total y absoluta de remordimientos. Esta mezcla es lo que hace del personaje que sea único. Y lo que nos fascina a la vez que horroriza.

  El libro es un imprescindible. Si te gusta el thriller, hay que leerlo. Si te gusta el terror, hay que disfrutarlo. Si te gusta la psicología, hay que estudiarlo. No conozco a nadie que no le fascine el personaje de Hannibal Lecter…para bien o para mal.

   Como curiosidad, decir que Lecter podría haber sido inspirado por un asesino llamado William Coyne, quien se había escapado de la cárcel en 1934 y terminó cometiendo en Cleveland actos de canibalismo y varios asesinatos. Las proezas de Coyne eran una especie de leyenda local cuando Harris era adolescente, y podrían haber plantado la semilla de Lecter en la mente del autor. También se habla de otro modelo, el asesino galés Jason Ricketts, quien asesinó y destripó un guardia en la prisión de Cardiff.  


                                         
   Por qué decidí leerlo: Vi la película y me encantó. Así que busqué el libro. Y me gustó aún más.
Lo mejor: Hannibal Lecter.

  Lo peor: Nada. No se me ocurre ningún pero. Lo único, que da miedo. Y el miedo no es algo que le guste experimentar a todo el mundo.

¿Volvería a leerlo?: Éste es otro de mis libros guardados permanentemente en el cajón de mi mesilla de noche. Así que lo he releído alguna que otra vez.

¿Lo recomendaría?: SÍ. Con mayúsculas. Eso sí, abstenerse impresionables y asustadizos.







0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS | Creado con Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com