¡Bienvenidos a este espacio dedicado a todos los que soñamos entrelíneas!


viernes, 5 de abril de 2013

"Yo tengo un lápiz", una reflexión que no puedes dejar pasar



  Yo tengo un lápiz, que cuando lo suelto, cae.
  Si lo pierdo, encuentro otro.
  Si lo rompo o las palabras lo comen, busco otro.
  Yo tengo un lápiz, que sin mí no es nada, no hace nada y no dice nada.
  Ese lápiz no me tiene a mí.
  Yo puedo elegirlo o dejarlo de lado, puedo olvidarle y yo seguiré siendo el que soy. Porque yo tengo un lápiz y el lápiz no me tiene a mí.

¿Cuánto hay que puedas perder, romper, olvidar, gastar o dejar caer?
  Tener o no tener, esa es la cuestión. Eso diría Shakespeare hoy.
  ¿Qué es más elevado para el espíritu: poseer o perder?
   Yo no tengo lo que no puedo dejar, lo que no puedo dejar me tiene a mí.
   Si crees que tienes algo de valor, pierdelo.  


    Si no puedes, en verdad eso te posee a ti.

    Si no puedes olvidar a ese alguien no lo tienes, no te engañes, en verdad te tiene a ti.
    Si lo que eres es a través de algo más, lo que eres es una ilusión.
    La libertad no se suma con las cosas y las gentes que son tantas veces grilletes, libre es el que tiene y puede soltar y dejar caer.

   Libertad no es no querer, sino no querer por no poder dejar de querer.
   Hay quién vive para tener y no entiende los barrotes de formas de cosas, malos quereres y ambiciones, pero no se es libre por no tener, pues otra mentira es el querer y no poder para vivir truncado en los sueños y deseos inconclusos en sed y hambre de tener.


   Tener no es querer.
   Libertad es elegir. Día con día.
  ¿Dejarás que te digan quién eres por lo que tienes?
   Si lo que eres es lo que tienes, es sólo lo que haces, no eres sino lo que te han hecho.

   Si Sócrates hubiera encontrado por estos días a Shakespeare en alguna esquina perdida de la metrópolis, a toda certeza le hubiera respondido con este acertijo:
  “No te engañes amigo. Conócete a ti mismo y no lo que tienes y te adorna o ronda. Los demás no son tú ni tú haces a los demás. Si en verdad tienes algo que no puedes dejar. No te engañes, mi amigo, en verdad te tiene a ti”.

   El Quijote, un poco más allá, diría en su locura y no sin cierto cinismo en un susurro:
    “Dime qué puedes dejar caer, y te diré quién eres”.
…y si la suerte toca de nuestro lado, pronto socorrería Nervo,  el Amado, para recordar a todos los pensadores que es preciso abandonar tanto que se sabe y se tiene por saber…. recitaría así pues, este quizás:

   “¡Amigos, amigos, no olvidéis! Si es cierto que hay que andar por el camino, posando apenas los pies y que hay que ir por este mundo como quién no va por él…, sabed bien que tener no es por cierto en verdad tener, ríe, ama y vive, lo demás son cadenas que nos pierden y lo demás no es en verdad ser”.

- Jacques Pierre


7 comentarios:

  1. Primera vez que leo tu blog, y me ha encantado.

    ResponderEliminar
  2. Llegue a tu blog a travès de Marisa una amiga .
    En verdad este en particular es hermoso.

    Un beso , cuìdate y feliz finde .
    Nancy

    ResponderEliminar
  3. Que palabras tan perfectas y acertadas, hace falta leer cosas así más a menudo...

    ResponderEliminar
  4. Genial!!!! felicitaciones por el
    aporte

    ResponderEliminar
  5. El asunto fundamental no es tener o no tener, sino SER o NO SER. (Hamlet, monologo). Suelta, desapegate, deja ir. Cuanto mas despojado, mas libre seras.

    ResponderEliminar

Copyright © EL CLUB DE LOS LIBROS PERDIDOS | Creado con Blogger

Design by Anders Noren | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com